Parque chino podría romper la maldición extranjera de Disney

195

Parque de DisneyLos acróbatas practican sus números, los chefs aprenden a bocados rellenos chinos de a miles y los invitados prueban el Tron LightCycle Power Run, una montaña rusa que recorre un paisaje espacial fluorescente a 96 kilómetros (60 millas) por hora.

Todos los sistemas están listos para la inauguración el 16 de junio del Disney Shanghai Resort de US$5.5000 millones, la mayor inversión extranjera de la historia de la mayor operadora del mundo de parques temáticos y un hito en la carrera del CEO de Walt Disney Co., Bob Iger.

A juzgar por la historia, sin embargo, la inauguración podría ser tan turbulenta como los giros y las curvas de Big Thunder Mountain. Los anteriores parques internacionales de Disney se han caracterizado por errores culturales y años de pérdidas. Shanghái representa una oportunidad de que la compañía de Burbank, California, evite esos errores y obtenga ganancias adecuadas a la cantidad de dinero que invierte.

“La pregunta del millón es si se parecerá más a Hong Kong o a Tokio”, dijo Barton Crockett, un analista de FBR Capital Markets & Co. “Es mucho más grande que Hong Kong. En París la ejecución ha sido problemática”.

En una entrevista de Bloomberg TV en Shanghái, Iger dijo el 9 de junio que las dimensiones del nuevo parque, su tecnología y el foco puesto en la cultura local lo distinguen de parques anteriores.

“Combina todo lo que hemos aprendido con los años en todos los otros parques que hemos operado”, dijo. “En cierto sentido es el parque más inteligente que hemos construido, y lo hicimos sobre la base de nuestro aprendizaje”.

Símbolos del zodíaco

Disney intenta seducir a los consumidores chinos. Los símbolos del zodíaco chino se combinan con personajes de Disney en un jardín central del predio de 390 hectáreas (963 acres). Hay una casa de té gigante al pie del castillo, el más alto de los construidos en los parques de Disney. Una aplicación permitirá que los visitantes compren boletos y controlen los tiempos de espera en los entretenimientos.

La división de parques de Disney incursionó por primera vez en el exterior con Disneylandia de Tokio en 1983. La construcción del primer parque se llevó alrededor del 80 por ciento de su presupuesto de 100.000 millones de yenes.

Pero la compañía estaba aislada. Card Walker, el máximo responsable en ese momento, había vivido ataques kamikaze contra el portaaviones en que prestaba servicio en la Segunda Guerra y se mostraba renuente a invertir de forma directa en Japón, por lo que firmó un acuerdo de licencia con Oriental Land Co., que financió y posee dos parques en Japón. Oriental Land ganó US$692 millones el año pasado sobre ventas de US$4.400 millones. Disney cobra una regalía que el año fiscal 2015 fue de US$366 millones.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente