Perro atacó a dos adultos mayores en Cartagena

319
Caninos en estado de abandono. Foto archivo Dereck Álvarez.

El hecho se registró en una vivienda de la localidad Histórica y del Caribe Norte de la capital de Bolívar; sitio donde las autoridades de salud del Distrito hicieron presencia para atender a los afectados.

Se trata de dos ancianos que resultaron con mordeduras por uno de los caninos que poseen en su inmueble y a los que no desean tener más por temor a ser atacados nuevamente.

La directora del Departamento Administrativo Distrital de Salud (Dadis), Adriana Meza, confirmó el caso al Periódico El Sol y aseguró que adelantaron las acciones para lograr que la Policía Ambiental y la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria, Umata, logre el traslado de los caninos

“Agentes de la Policía nos reportaron que en una vivienda del Paseo de Bolívar se encuentran unas personas; adultos mayores, que fueron mordidos por un perro rabioso con el que conviven en la residencia”, dijo la funcionaria.

En la visita del líder de Salud Sanitaria y Ambiente del Dadis, encontró dos ejemplares caninos de conducta agresiva, “pero no sintomáticos nerviosos”, informó la entidad.

“No implicaban exposición al virus de la rabia canina y lo propietarios manifiestan que por su edad no puede seguir conviviendo con este tipo de animales”, puntualizó Adriana Meza.

Finalmente la funcionaria explicó, que ante el concepto del líder de Salud Sanitaria y Ambiente del Dadis, “se hacen las recomendaciones consistentes en atención de los adultos mayores en Centro Médico, remitir el caso a la Umata, donde su director se hace cargo del caso, para que se trasladen los perros a un albergue”.

La Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria, Umata tiene en sus manos el caso para el traslado de los caninos, pero hasta el momento no ha conformado si se ha efectuado y dónde serán llevados.

Recomendación para tenencia de caninos

El Dadis recomendó que para tener un canino se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

– Estar atentos a sus vacunas.

– Revisar los certificados de vacunación.

– Evitar tener razas agresivas en las residencias cuando no se tengan las condiciones para la tenencia responsable.