El refrán o expresión perro que ladra no muerde insinúa que una persona que habla mucho, discute mucho, se queja mucho o hace mucho ruido no será una persona de acción, o sea, no cumplirá sus amenazas.

Nada es más verdad viendo este vídeo.

No se conoce el origen exacto de la expresión perro que ladra no muerde pero se sabe que nace de dichos campesinos de algún lugar de la Europa Oriental. El dicho nace porque se ha observado que los perros que ladran mucho generalmente no tienen intención de morder sino solo de asustar y eso es aplicado para las personas que ‘ladran mucho’.

El dicho “perro que ladra no muerde” es muy usado en todo el mundo. Algunas de sus traducciones y variantes son:

  • Inglés: The dog that barks doesn’t bark; Its bark is worst than its bite
  • Italiano: Can che abbaia non morde
  • Español: Perro ladrador, poco mordedor; Canes que ladran, ni muerden ni toman caza; Gato maullador, nunca buen cazador.