El primer ministro japonés, Shinzo Abe, propuso hoy invitar a su país a los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y de Mongolia, Battulga Khaltmaa, para que celebren combates de exhibición de judo, arte marcial en el que ambos jefes de Estado son cinturón negro.

“El presidente de Rusia, Vladímir Putin, es cinturón negro de judo. El presidente mongol, Battulga Khaltmaa, también es cinturón negro. ¿Por qué no los invitamos a través de la Federación Japonesa de Judo? Podrían celebrarse combates de exhibición entre los dos presidentes”, dijo el primer ministro.

Abe hizo esta sugerencia durante la plenaria del Foro Económico de Oriente, celebrada hoy en el puerto ruso de Vladivostok, en el extremo oriente de Rusia.

putin judo

“Yo no tengo cinturón negro y no quiero salir lesionado, de modo que miraré tranquilamente desde fuera estos magníficos combates”, bromeó el primer ministro japonés.

Poco antes, en una reunión con Battulga, el jefe del Kremlin recordó que se había visto con él en el campeonato mundial de judo celebrado en Budapest en agosto pasado, y expresó su confianza en que la afición que comparten ayude a las relaciones tanto personales como de trabajo.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente