La candidata presidencial colombiana Piedad Córdoba anunció hoy su retirada de la contienda electoral por el movimiento Poder Ciudadano por motivos familiares.

Córdoba explicó hoy en un acto en Bogotá que su abandono a la aspiración presidencial se debe a la delicada salud de su madre, quien se encuentra hospitalizada, y pidió a sus seguidores que la “entiendan”.

Mi retirada de la carrera electoral no presupone en modo alguno mi retirada de la política“, aseguró Córdoba, puesto que, según dijo, para ella “la política es una pasión”.

Su compañero de fórmula vicepresidencial, Jaime Araújo, denunció que la política fue “discriminada” durante la campaña presidencial por ser “mujer”, ser “afrodescendiente” y por sus ideas de orientación izquierdista.

“Piedad Córdoba ha sido discriminada por tres causales: por ser mujer, por ser afro y por ser mujer democrática“, aseguró Araújo, quien criticó que a los debates presidenciales no haya sido invitada la candidata.

Córdoba, por su parte, afirmó que ha sido “invisibilizada” en la campaña para las elecciones presidenciales del próximo 27 de mayo para las cuales las últimas encuestas le daban menos del 1 % de intención de voto.

Piedad Córdoba fue senadora entre 1994 y 2010 por el Partido Liberal, y en 2010 fue inhabilitada por 18 años por el entonces procurador general de Colombia, Alejandro Ordóñez, por supuestos vínculos con la guerrilla de las FARC, hoy convertidas en partido político.

Esa medida fue anulada en octubre de 2016 por el Consejo de Estado y la exsenadora pudo retomar su actividad política.