La exsenadora y candidata izquierdista a la Presidencia de Colombia, Piedad Córdoba, dijo este martes que hay “un concierto para lograr desestabilizar a Venezuela” y condenó el “muro mediático” que, en su opinión, sufre el país.

La política hizo esas declaraciones a los medios de comunicación desde la localidad boliviana de Tiquipaya, donde se celebra una conferencia internacional con movimientos sociales y personalidades de más de treinta países sobre los derechos de los migrantes.

“Soy una amiga incondicional del pueblo venezolano, he sido una amiga incondicional de Nicolás Maduro por una razón muy sencilla que es un valor: la gratitud”, afirmó Córdoba.

La exsenadora, que anunció oficialmente su candidatura a las elecciones presidenciales de su país la semana pasada, dijo que “ni siquiera con Cuba ha habido una arremetida tan deshonesta, tan impúdica como la que ha habido contra el pueblo de Venezuela, que ha generado una serie de muertes que no eran necesarias”.

“Yo sé que para mí estas declaraciones son costosas, pero por encima de eso está mi gratitud y está mi lealtad a un proceso y a unas ideas”, dijo.

Córdoba, que fue inhabilitada para ejercer cargos públicos en 2010 por presunta colaboración con el grupo rebelde FARC y posteriormente absuelta en 2016, agradeció al fallecido presidente Venezolano Hugo Chávez y al entonces canciller Maduro la contribución al proceso de paz en su país, del que Venezuela fue mediadora.

Además, se refirió a colombianos que viven en Venezuela -varios millones- y deseó que “contribuyan a la estabilidad en Venezuela”.

No obstante, dijo que Colombia “no puede mandar a la gente para todas partes” y atribuyó la emigración en Colombia al conflicto armado y “la pobreza, la miseria y la exclusión”.