El piloto de carreras Mike Jones fue rescatado por su propio padre luego de sufrir un accidente en la pista durante una carrera del South Boston Speedway de Nascar, en Virgina, Estados Unidos.

Jones conducía el carro número 39, cuando chocó contra el 83 y perdió control del vehículo, terminó estrellándose contra una de las paredes de la pista y comenzó a incendiarse.

El padre del piloto saltó rápidamente la valla y lo sacó por la ventanilla del carro, llegando incluso antes que el personal de rescate.

Ni Jones ni su padre sufrieron lesiones de gravedad, pero se supo que Náscar podría sancionar al hombre por haber saltado a la pista para rescatar a su hijo.