A veces para poder levantarse uno debe tocar fondo. La siguiente hazaña realizada por un piloto comprueba con creces toda la veracidad de este refrán filosófico.

En esta grabación se puede ver cómo el piloto pone en marcha el motor de un avión ligero situado al borde de una montaña.

La aeronave empieza a moverse y cae al precipicio. A primera vista parece que el piloto no consigue sacarla del picado, pero finalmente el morro del avión se levanta, ayudándole a recobrar la potencia y la altitud.

Esta hazaña no dejó indiferentes a los usuarios de Instagram, que elogiaron la valentía del piloto.

«¡Este [vídeo] hace que mi corazón se pare!», comentó vinnyboy69.

«El avión tiene las alas fuertes y el piloto los cojones grandes», bromeó ricardo_socio2.