Pirelli no se hace responsable de la falta de adelantamientos

74

Paul Hembery advierte sobre lo que se verá en pista
Adelanta que habrá carreras en las que se irá a una sola parada

Pirelli está siempre en el ojo del huracán. Ya sea porque los neumáticos se delaminan y desgastan muy rápido o porque estos sean demasiado duraderos y vayan en contra de la filosofía de la competición. Por eso mismo, Paul Hembery ha remarcado una y otra vez que siguen unas pautas que les dicta la organización y en este caso, no podía ser menos.

La sombra de las carreras procesionales es alargada y con la mayor dependencia aerodinámica de los coches de 2017, todas las miradas volverán a estar centradas en Pirelli. Para que haya adelantamientos, se necesita diferencia de ritmo entre monoplazas y según Hembery, la culpa no será suya si el nuevo concepto de neumático no genera espectáculo.

“No puedes contentar a todo el mundo y sólo puedes ir en una dirección. Hicimos algo que deseaba la organización – neumáticos de alta degradación desde 2011 – y después se quiso ir en la dirección contraria. Nosotros tan sólo seguimos lo que se nos pide. Todo lo que queremos es que nos digan exactamente qué quieren”, ha afirmado Hembery a la publicación Autosport.

“No hay razón por la que quejarse si nosotros cumplimos con lo que piden. Como deporte, ahora cambiamos de rumbo y si funciona como la gente dice, entonces vamos a tener buenas carreras”, ha añadido.

Uno de los problemas a los que se enfrenta Pirelli son los coches de 2015 modificados. No dan tanta carga aerodinámica como los previstos en 2017. Esas pruebas, para Hembery, son un boceto y dependerán de los datos de los simuladores. Y el problema está en que no saben lo exactos que son esos datos.

“El mayor desafío es que si no tienes carga aerodinámica, quizá no seas capaz de hacer funcionar los neumáticos de la forma en que se pide porque hemos trabajado en base a un nivel dado por las simulaciones”, ha proseguido Hembery.

“Es cierto que los coches modificados están un poco lejos del rendimiento real, pero tenemos los datos de los simuladores. Y ese es el quid de la cuestión. ¿Cómo de exactos pueden ser los coches a los datos? Puede que sean incluso más rápidos”, ha comentado.
Una de las dudas serán la cantidad de paradas en boxes. Debido a que no hay repostaje, el rendimiento depende al 100% de las gomas. Por normativa existe el uso obligatorio de uno de los compuestos dictaminados por Pirelli como neumático de carrera, que acostumbran a ser los dos más duros que se llevan a los eventos. Hembery ya ha avisado de que habrá carreras a una sola parada.

“Vamos a tener menos paradas, porque es lo que genera que haya menos degradación. Se para en boxes porque se baja de rendimiento y hay desgaste. En este caso, reducimos ambas. Vamos a ver más carreras a una parada, pero si cumplimos y trabajamos bien con la aerodinámica de 2017, es posible que los pilotos sean capaces de ir más tiempo a fondo y eso nos lleva a una situación en la que los adelantamientos van a más”, ha expresado el británico para concluir.

Permitida la reproducción total o parcial citando la fuente