Amarte en otoño

Amarte en otoño
no es lo mismo

Amarte en otoño
es aunar los labios
en besos

Amarte en otoño
es sentir los bordes
de las hojas
transformadas
en piel
al descubierto

Amarte en otoño
deviene el suelo
en lecho cálido
arropando
el sentimiento

Amarte en otoño
secunda el contexto
hace que tiemble
el universo
en sublimes notas
de cantatas
de otros tiempos

Amarte en otoño
enciende el suelo
con el Sol
desparramando
en versos.

El Zoilo y la María

Don Zoilo no sabía
de dónde sacaba tanta energía
al mirarla comprendía
que era el pan de la María
que amasado con sus manos
solo a él lo poseía
su cuerpo contraído
con espasmos de placer.

La Pampa se le ocurría
una palestra encendida
El arado
las mil luces encendidas
iluminando su vida
tan austera
entumecida.

Ya no le dolía el cuerpo
de tanta pala y arcilla
el mundo se detenía
con esa mirada suya
la de la dulce María
esa obra de teatro
donde ella lo sumergía.
Miró la olla oxidada
la pieza negra y sombría
y al mirar a la María
sus ojos se distendían.
Él era un gaucho grotesco
duro como la pirca
que con sus dos manos
construía el escenario
donde asomaba la María

Con su voz con sus estrellas
con sus medias raídas
al gaucho le parecía
la mujer más aguerrida
la música sacudía
la estancia empobrecida
todo lo transformaba
de una forma merecida
con perfume de eucaliptos
de acacias
de chipacitos.

Los dos eran ahora
sus actores favoritos
ya no el Zoilo y la María
ya no el gaucho y su chinita
eran Romeo y Julieta
sin pócima
ni embrujados
solo sí muy deslumbrados
acariciando el efecto
de poseer en sus cuerpos
el mayor de los legados
el que todo lo transforma
hasta el rancho
hasta el suelo pisoteado.

La música y el amor
eran sus bienes amados
más esa mirada pura
de los más necesitados
de los seres vulnerables
transformados
invisibles
que el mundo tiene olvidados
al que el Zoilo y la María
les tienden siempre sus manos
las más bellas
esculpidas
por la tierra bendecida
por su trabajo forzado
por el amor de sus cuerpos
por el cielo iluminado.

Realidad temida

Anochece
las aguas son turbias
las flores oscuras y tiesas
por el viento ausente
de la incipiente aurora.

El aire encendido
en los brazos laxos
del árbol copioso
que guarda el regazo
de ambos amantes
durmiendo atados
con tientos de brisa.

Sus yugulares
rondando el entorno
apenas doblado
en la curvatura
de los pecadores
de cuerpos amados
han bebido juntos
el néctar prohibido.

De pronto amanece
el sol atrevido
desarma el embrujo
de la noche
espesa
profunda
forjando sus destinos.

Los rayos dorados
desarman lazos
los lazos de brisa
que los han atado
también sostenido.

El embrujo parece
haber concluido

Al abrir los ojos
las pupilas
se cruzan cómplices
intercambian miradas
casi deslumbradas
se han poseído
se han descubierto
casi enamorados.

Los despojaron
de capas de vida
de espacios regados
de gran cobardía
de labios con fuego
de horas vacías.

Cuelga la mañana
de un rayo de luna
ávida ilumina
la llegada del día
regresando a los amantes
la realidad temida.

Dolorosa rutina

Yunque
temiendo tu esfuerzo
Brazos de roble
añorando el beso

Tus ojos redoblan
la puesta de sol
los amaneceres
de rayos de acero

Lento tu cuerpo
colmado del peso
del arado pobre
robando tu tierra
robando tu espectro

Sos aquel obrero
visto en esa noche
doblado en sí mismo
mirando a lo lejos
la luna plateada
la de los poetas
atada a tu sueño
del regreso ansiado
hasta tus pequeños

Rutina, templanza
calor esa instancia
cargas comunes
en la desesperanza
sin embargo el cielo
ilumina tus pasos
logrando el amor
de ésas
tus ansias
de ser un hombre completo
a través de tu esfuerzo
plasmado en tu mirada.

Noches estrelladas

En las noches estrelladas
el horizonte parece
un punto lejano
Se apagan las estrellas
La luna
rompe su paso
Los labios
forman ranuras
detenidas en el tiempo
Ahogando la palabra
que cuelga de los cedros
Arropando el ocaso
buscando colgar un verso
asomado
Allá
A lo lejos.

Sobre la autora:

  • Alicia Antonia Muñoz Verri mejor conocida como Guayni, nació el 02 de febrero de… en Córdoba, Argentina, es escritora, poeta, locutora, declamadora, gestora y promotora cultural internacional. Además es Embajadora cultural del Colectivo Mosaicos y Letras, Directora fundadora del colectivo cultural internacional Juntas somos poderosas.

Libros y Antologías:

  • Antología Voces Emergentes. Venezuela, Antología Los herederos del Parnaso Venezuela, Antología Poema del Silencio Venezuela Antología Letras de Porcelana Argentina, Antología Alquimia del Silencio Venezuela. Libros de su autoría: Destino de Poeta: Antología de poesía erótica, la portada de este libro es de la autoría del pintor cubano Adrián Socorro Suarez, esta obra la puede adquirir en Amazon, Alicia también es autora del libro “Mi Sangre Dueto de amor y locura”.
  • El pasado 28 de enero en Radio Online HB de Bolivia, entrevistaron a Guayni, en el siguiente video podrá mirar dicha entrevista: