Tu marea de amor
despierta el océano en mi corazón,
al contemplar tu hermoso rostro.
Tu existencia
descubre los caminos del amor.
Ocupan las emociones un lugar privilegiado
Se extiende la luz en el valle de la belleza.
Dos amantes desaparecen,
sus arcoíris se unen,
la danza del placer comienza,
irradian meteoros por doquier.
El tiempo sonríe,
conoce los secretos del cosmos,
tal cómo se cierne la vida en el ascenso.
Mis labios tratan de adherir
el esplendor del néctar,
al percibir tu hermoso rostro.

Un hombre

Dios me hizo un hombre,
poseedor de ojos, nariz, boca…
Dedos para designar los puntos cardinales
y un semblante para observar la dirección.
Para errar en una nube
y discernir si el barro
es más grueso que la sangre.
Laboro entre humanos
silenciando poderes mentales.
Las arenas encubren secretos
desde indignos senderos de antaño.
Anhelo viajar por el universo
a través del pensamiento,
donde concluyan mis sueños
con las rodillas cerca del suelo.
Intenciones emergen
tras el alma y mi extenuado cuerpo;
danzantes sonrisas se escinden
a medida que comienza el día.
Transfigurado en ave
pretendo evadir este mundo
revoloteando hacia la eternidad.

Cábala de luciérnagas

Resplandece
la luna
con tu sonrisa.
Transfigura en luz
el polvo del corazón
si me miras.
Cálidas ondulaciones
emanan de tus ojos,
lían y seducen
preservando
la tristeza.
Sin embargo…
una cábala de luciérnagas
induce mi espíritu
con el simple
roce de tus manos.

  • Traducción de la poeta y traductora mexicana Alicia Minjarez Ramírez

Por: Rehmat Changaizi
Poeta, escritor y filósofo originario de Pakistán. Es Licenciado en Medicina y Licenciado en Derecho por la Universidad M.I.U. Azad Jammu y Cachemira. Realizó una maestría en literatura Urdu en la Universidad de Sargodha, Pakistán. El tema principal de sus escritos es el Amor y el misticismo. Sus poemas han sido traducidos al francés, español, chino y árabe, y también han sido publicados en varios diarios, revistas y antologías a nivel nacional e internacional.