Autonomus

Déjame en mi mundo,
mi mundo de rubores,
allí está mi magia
en el candor de mis epítomes,
déjame que baile entre las piedras
vestida con la piel
que me dio la vida,
déjame que sienta,
que sienta el tambor
corazón de la tierra
zampoñas tocadas por el viento
luces de la noche que iluminen mis movimientos,
deja que el fuego me queme
que tueste mi piel
que dore mis átomos
para morir —despierta— en esta cuántica coexistencia.
Déjame bailar
al son de la vida,
a mi gusto,
a mi manera
ya bastante fui presa
de ojos inquisidores
que nunca aprobaron
mis simples elocuencias,
déjame ser —lo que soy—
“juntaletras” con o sin razón,
pero con el corazón,
llenito de versos y amor.

Capta Poetica

La poesía sin café se atraganta,
las rebeldes letras
se invierten, traban, intercalan,
juegan con mi mente,
los versos no se hilvanan
no concatenan
ni su ritmo encuentran,
vagan felices porque no puedo atraparlas,
juegan como mariposas en felices vuelos
riéndose de mí y de mi falta de pericia.
Cierro los ojos, un sorbo de café
y las voy ubicando
como juego de scrabble,
otro sorbo y voy tomando las riendas,
entonces saben quién tiene el control.
Muy obedientes mis niñas buenas
se ordenan, concatenan,
hilvanan,
junta letras en acción,
terminan con suave melodía
y dulce sabor a amargo café.

Esurientis Cor

Si siempre fui el corazón hambriento,
con gusto digo que de amor está lleno
la ropa engaña
la sonrisa engaña
la palabra engaña
pero si a mis ojos miras
verás que sobra ternura,
está escondida
tras barracas impuestas… de mentiras.
Pero la rueda gira
el tiempo transcurre
y con él
el hecho de querer ganar esta estratagema
el fuego quema — transforma —,
el agua limpia — sana —,
mis manos y ayuda de ángeles humanos
vamos cavando,
vamos eliminando.
Eliminando barricadas muy bien hechas
muy bien sedimentadas
toneladas de lodo — de sucia agua —
que osan gritar, aún ahora,
¡no vales nada!
Hoy río a carcajadas — el eco se disipa —
me crecen alas y vuelo en el universo que me regala
la inmensidad de tu alma violácea.

Digiti Mori

Mis dedos han muerto,
qué hago sin ellos me pregunto,
ahora que quiero escribir
sobre nuevos horizontes por descubrir,
mi perspectiva cambió, está dispuesta al revés.
Al revés, porque estoy frente a miles de espejos
que cubren mis dimensiones y sus reflejos,
sus reflejos desnudan mi alma, mis pensamientos,
que sueltos de huesos desean nuevos comienzos,
¿Qué hago ahora?, que no tengo dedos.

En este video Ramina, nos presenta una canción que la letra es de su autoría: 

Sobre la autora:

 Ramina Herrera (Nació en Luya, Amazonas, Perú, el 27 de junio de 1979). Estudió Administración de Empresas en la Universidad Nacional de Trujillo (UNT). Empresaria, más se siente Poeta por vocación. Obtuvo una Mención de Honor en los Cuentos Florales de la UNT 2002 con el cuento “CUANDO FLOREZCAN LOS JAZMINES”. El poemario «Memorias del No Nacido» fue publicado en línea por la revista «VOCES» de España 2002. En 2006 fue incluida en la antología «CAMINOS DE POESÍA (Fondo Editorial de la Municipalidad Provincial de Cajamarca). En 2007 publicó el libro de poesía «NOCTURNA SOLEDAD Y OTROS POEMAS» (bajo el sello editorial Katequil Editores), el 2021 publicó en AMAZON los poemarios «LEI NAD 42:21», «MUJER LUNA», «NOCTURNA SOLEDAD Y OTROS POEMAS» segunda edición (digital); el 2022 publicó «CONFESIONES AL ALBA» todos bajo el sello editorial  EDICIONES KUELAP Lima –Perú; el poemario, INTER ROSAE ET MORI”, bajo el sello AYAME EDITORIAL  México.

Ramina Herrera es empresaria, escritora y poeta, autora de cinco libros publicados.

Redes sociales: