Funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana mostraron sus habilidades técnicas y tácticas ante una multitud cuando trataban de llevarse las máquinas que se usan para la validación de las firmas del partido Voluntad Popular e ingresarlas al camión convoy en el que se trasladaban.

Los uniformados trataron de escaparse con autoridad de un colegio de Chacao (Caracas) después de irrumpir abruptamente y desconectar las máquinas incluso cuando todavía había personas en cola para votar. Sin embargo, no contaron con un detalle: uno de ellos dejó las llaves dentro del vehículo oficial.

Alambres y escudos fueron las herramientas que utilizaron estos militares de la patria para tratar de opaca el vergonzoso momento y abrir la unidad.