Policías que torturaron a una mujer en Neiva, aceptaron los cargos

150

Cuatro policías acusados de haber torturado a la joven Irma Julieth Usaquén, al ser vinculada con el robo de una motocicleta, aceptaron los cargos y suscribieron un acuerdo con la Fiscalía que los investigaba desde el año pasado cuando ocurrieron los hechos.

Según la denuncia los uniformados le provocaron quemaduras de primer grado en diferentes partes del cuerpo con tubos calientes de un oleoducto petrolero para obligarla a confesar su complicidad en el delito de robo.

La defensa de la afectada logró demostrar su inocencia, mientras que la Fiscalía ha pedido al juez una condena de nueve años deprisión para los cuatro uniformados, entre los que figuran una patrullera y un oficial.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente