Por daño ambiental en Bolívar capturan a seis personas y se incautó de maquinaria a consorcio que construye carretera.

325

Fiscalía frena daño ambiental en Bolívar. Consorcio que construye carretera entre Mahates y Soplaviento (Bolívar) habría arrasado con algo más de cinco hectáreas de terreno para obtener gravilla, arena y otros materiales. La Fiscalía demostró que no había licencia ambiental para dicha actividad, intervino la zona,

BolUn agresivo proyecto de extracción de material de arrastre avanzaba en zona rural de Mahates (Bolívar). El propósito de este frente de explotación, abierto hace seis meses, consistía en obtener gravilla, arena y otros elementos necesarios para realizar las labores de construcción y mantenimiento de la vía que comunica a los municipios de Mahates y Soplaviento (Bolívar).

La permanente presencia de maquinaria pesada y los viajes de volquetas con toneladas de escombros llamaron la atención de la comunidad, las autoridades ambientales y la Fiscalía General de la Nación, así que fueron abiertos varios frentes de verificación.

Una fiscal de la Dirección Especializada contras las Violaciones a los Derechos Humanos coordinó inspecciones en terreno y obtuvo elementos probatorios que evidenciaron la ilegalidad de la actividad ejercida que, además de generar un grave daño, era auspiciada por el consorcio encargado de las obras viales que no tenía licencia ambiental de explotación minera.

Con evidencia sobre las irregularidades y la afectación al terreno, investigadores del CTI de la Fiscalía, con apoyo de la Armada Nacional, realizaron diligencia de registro y allanamiento en el lugar de extracción. En los procedimientos fueron capturadas 6 personas y se incautaron 14 volquetas, 7 retroexcavadoras y un cucharón.

En audiencias de control de garantías la Fiscalía imputó a los detenidos los delitos de daño a los recursos naturales y explotación ilícita de yacimiento minero, cargos que fueron aceptados. Los procesados seguirán vinculados al proceso mientras avanzan las indagaciones y se contemplan otras decisiones judiciales.

Por su parte, la Corporación Autónoma Regional del Canal del Dique (Cardique) rindió un informe técnico que respaldó los hallazgos de la Fiscalía y certificó la ausencia de licencia ambiental por parte del consorcio constructor para obtener arena, gravilla y material de arrastre. Asimismo, precisó que el área impactada por el proyecto minero podría superar las 5 hectáreas.