La caída del edificio en Blas de Lezo construidos por los QUIROZ, puso una vez más en evidencia, las relaciones que desde mucho tiempo atrás se han venido tejiendo entre clanes políticos regionales, actores ilegales, pero también con agentes contratistas, dando origen a mafias de corrupción política y administrativa que han capturado la función pública en Cartagena, que no solo tienen en la cárcel al exalcalde MANOLO, la Contralora, al primo del exalcalde y 13 Concejales, a estos eslabones siga sumando la captura del concejal Rodrigo Reyes, cuando llegaba a la sesión del concejo del pasado viernes, involucrado en el caso Quiroz, igualmente junto al cabildante fueron capturados otros 5 funcionarios, entre ellos el exalcalde local 3, Pedro Buendía Elles y Luis Cudris, abogado y asesor jurídico de la misma localidad, quienes les legalizaron las capturas y le imputaron los delitos de prevaricato por omisión y urbanización ilegal, quienes habrían tramitado licencia falsa para las construcciones de los Quiroz; pero la preocupación es que van a seguir cayendo funcionarios de bajo perfil mientras los Jinetes del Apocalipsis, en cuerpo ajeno buscan la conquista, la victoria, la guerra, el hambre y la muerte, de la gente que son engañada por esta clase de cabalgadores, los que siempre han llevado el pergamino y los sellos de la corrupción, beneficiándose de todos los saqueos que le han hecho a la ciudad en los últimos años sin dejar huellas porque los imbéciles le entregan todas las contrataciones en contraprestación al apoyo que recibieron, de esta manera es muy usual que los únicos que caen en esta trampa son los impuestos por ellos al ser detenidos o separados de su cargo, mientras que a los jinetes de la maldad nadie los toca porque no han firmado nada y seguirán buscando otros incautos para que los representen en las diferentes corporaciones y seguir enriqueciéndose con el dinero del PUEBLO.

Por eso en cada debate electoral, como el que se avecina el próximo 6 de mayo sigue creciendo el engaño y la corrupción al punto en que hoy hacen difícil su erradicación, porque estas no solo se han limitado a hacer elegir a sus grandes aliados o familiares, sino que además realizan nombramientos en puestos claves y se encargan de que la persona que se escoja para dirigir los órganos de control (Contraloría y Personería), sean de su cuerda, lo mismo que la mayoría de concejales.

¡Por Favor! Hagamos algo por Cartagena; los mejores ejemplo de la conquista de la ilegalidad a las rentas públicas, son los pactos que firman políticos con personas que se hacen elegir muy a pesar de estar cuestionadas por los entes de control y por la Fiscalía General de la Nación de la misma forma como se dio en el debate pasado, donde se informó, que 350 alcaldes que asumieron sus cargos el 1 de enero del 2016, tras resultar electos en sus respectivos municipios, tenían investigaciones por diferentes conductas penales, 18 de ellos en el departamento de Bolívar enfrentaron procesos penales; investigaciones por delitos: de prevaricato, fraude procesal, delitos electorales, estafa, concierto para delinquir, injuria y calumnia, hurto, inasistencia alimentaria, tráfico de influencias, homicidio y delitos sexuales.

Nos preguntamos si aprendimos la lección para no seguir cometiendo los mismos errores, el principio de moralidad y exigirle a los candidatos, requisitos mínimos para enfrentar un cargo de tan alta dignidad que al parecer así como están las cosas, no requiere de doctorado ni magister ni una hoja de vida laureada sino la experiencia que se tenga para la ilegalidad, ya que el sistema electoral, es un verdadero fracaso por sus resultados: por la situación de crisis que vivimos, por las relaciones tan desiguales e injustas entre los ciudadanos electores que no han tomado conciencia de la realidad, votando por los mismos y con el mismo propósito de seguir saqueando lo poco que le van dejando las administraciones de turno, los candidatos y los elegidos; y los resultados de esta mala elección son las improvisaciones, la corrupción para pagar favores a sus jefes políticos que por lo regular no aparecen pringados por el alto volumen de actos corruptos y se convierten en PILATOS.

¡Por Favor! Hagamos algo por Cartagena

Por: William Hundelhausen Carretero
Presidente Nacional APIC

WILLIAM-Hundelshauseen-Carretero


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente