Todos los días debería ser el día de la mujer, pero tenemos en específico un día en el calendario en el que enaltecemos su valor, 8 de marzo, ¿pero por qué este día?

Finales del siglo XIX, la industrialización limita aún más los derechos de las mujeres, no votan, no manejan sus cuentas, no tienen derecho a la academia y la esperanza de vida mucho menor que la del hombre. Elizabeth Cady y Lucretia Mott reúnen cientos de personas en la primera convención nacional por los derechos de las mujeres en Estados unidos, 1848, en ella exigían igualdad en derechos civiles, sociales y religiosos. A pesar de las burlas y la incredulidad de muchos, logró despertar en el imaginario colectivo de la mujer una idea singular, la igualdad ante el hombre.

El hecho que motivó la conmemoración del día internacional de la mujer, según muchos historiadores, fue la marcha de mujeres que se vivió en Nueva york en 1908, en la que más de 15.000 manifestantes levantaron la voz para pedir menor horas de trabajos, mejores salarios y sobre todo el derecho a participar en la política. Un año después de esta memorable marcha, el Partido Socialista de América, declara el día nacional de la mujer por primera vez, pero no el 8 de marzo, sino el 28 de febrero.

La conmemoración del día nacional de la mujer llegó a oídos de muchos, y muchas, entre ellos, Clara Zetkin, Marxista, perteneciente al partido Socialdemócrata de Alemania, defensora y activista de los derechos de la mujer. Clara propuso conmemorar a nivel global el día internacional de la mujer, sugirió dar esa idea en la conferencia internacional de la mujer trabajadora en Copenhague, en 1910. Dicha propuesta fue aceptada de forma unánime por el quorum de centenares de mujeres provenientes de más de 17 países, pero no se concretó fecha exacta.

Mujeres, protestas y Rusia

La ONU destaca estas marchas como precursoras del día de la mujer, y no solo eso, también resalta que estas primeras marchas también sirvieron como protesta contra la primera guerra mundial.

En Rusia, exactamente el último domingo de febrero de 1913, movimientos en pro de la paz encabezados por mujeres se toman las calles para exigir menos rubro para la guerra y la reivindicación de la mujer. Ese día, las mujeres rusas celebraron el primer día internacional de la mujer. El resto de Europa imitó el acontecimiento al siguiente año, pero en la fecha de 8 de marzo, al igual que las mujeres rusas, protestaron por la guerra que ya estaba en curso y por la solidaridad con las demás mujeres.

Mujeres y trabajadores se unen para protestar por la paz y en contra del emperador Nicolas II, Rusia, 1917.

En 1917 se destapa la olla, bajo el lema ‘’ Pan y Paz’’, las mujeres rusas salieron otra vez el último domingo de febrero, como reacción a las muertes de los soldados rusos en guerra. Lograron que trabajadores hombres se unieran a la causa, esto generó temor al Emperador Nicolas II, lo que lo conllevó a ordenar ‘’ disparar si fuera necesario para acabar con la revolución de las mujeres’’, esta medida fracasó y dio lugar al inicio de la ´´ Revolución de Febrero’’, que acabó con la abdicación del ultimo emperador de rusia, Zar Nicolás II. Este hito permitió consagrar a las mujeres el derecho al voto en aquel país.

¿Pero qué tiene que ver el 8 de marzo?

La medición temporal en Rusia, para esa época, estaba ajustada al calendario Juliano, estas protestas en este calendario daban inicio el 23 de febrero, o sea el ultimo domingo del mes, el día símbolo de las mujeres rusas para marchar. Ese mismo día actualizado al calendario que actualmente usamos, o sea el Gregoriano, da el 8 de marzo. Tres décadas después, en 1975, la ONU estableció el día 8 de marzo, en conmemoración a todos los hechos que le representan, el día internacional de la mujer.