En los últimos años los cigarrillos electrónicos han aumentado su popularidad entre adolescentes y jóvenes adultos. Estos dispositivos se han comercializado bajo la premisa de evitar el consumo de cigarrillo tradicional y evitar adicciones al tabaco, sin embargo, los efectos a largo plazo en las personas son todo lo contrario.

Los cigarrillos electrónicos son conocidos por muchos nombres diferentes, incluyendo e-cigs, sistemas electrónicos diseñados para suministrar nicotina (ENDS), sistemas alternativos para suministrar nicotina (ANDS), e-hookahs, mods, cigarrillos electrónicos tipo bolígrafo, vaporizadores, dispositivos de vapeo y sistemas de tanques.

Los cigarrillos electrónicos están disponibles en muchas formas y tamaños, pueden lucir como cigarrillos, puros, pipas, bolígrafos, dispositivos de memoria USB o en cualquier otra presentación futurista que puedan imaginar.

Estos dispositivos incluyen una batería para la activación del mismo, una fuente de calor que calienta un líquido para convertirlo en un aerosol de partículas diminutas (a veces referido como “vapor”), un cartucho o depósito que contiene el líquido, y una boquilla o abertura utilizada para inhalar el aerosol.

Los cigarrillos electrónicos no contienen tabaco, pero muchos de ellos contienen nicotina, la cual se origina del tabaco. Debido a esto, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE.UU. los clasifica como “productos de tabaco”. La nicotina es altamente adictiva y puede afectar el desarrollo del cerebro en los adolescentes que continúa hasta los 20 a 25 años.

¿Cuáles son los efectos de vapear sobre la salud?

Puesto que el vapeo no hace mucho tiempo que existe, todavía no sabemos cómo afecta al cuerpo a lo largo del tiempo. Pero las autoridades sanitarias están informando sobre graves daños pulmonares en las personas que vapean, e incluso algunas muertes.

La conducta de vapear introduce nicotina en el cuerpo que puede causar efectos como:

  1. Hacer más lento el desarrollo cerebral en niños y adolescentes, y afectar a la memoria, la concentración, el aprendizaje, el auto-control, la atención y el estado de ánimo
  2. Aumentar el riesgo de sufrir otros tipos de adicciones en la vida adulta

Así mismo, los cigarrillos electrónicos también irritan y dañan los pulmones, pueden llevar a consumir otros tipos de sustancias más dañinas e incluso causar la muerte.

Entonces, la próxima vez que pienses en dejar el cigarrillo tradicional por usar uno electrónico, considera que tal vez estás haciéndole algo aún más dañino a tu cuerpo.

Por: Erika Paola Ardila P.