Las personas que aman a sus mascotas a menudo les permiten que les laman la cara y lo piensan como una forma de cariño, pero en un articulo publicado por el New York Times, nos aconsejan mejor no hacerlo. El reporte, aunque considerado controversia, plantea una cuestión a menudo ignorada de cómo es que los dueños de los animales pueden contraer enfermedades a través de esto.

En el artículo, el Dr. Neilanjan Nandi, profesor de medicina en la Universidad de Drexel, dijo a The New York Times, que el contacto boca a boca con un perro debe evitarse ya que las bocas de perros son un caldo de cultivo para hongos, virus y bacterias.

Y ¿qué pasa con la idea de que la saliva de los perros contiene “propiedades de curativas” que ayudan en la curación de las heridas? De acuerdo con Nandi, esto sigue siendo cierto, pero el profesor señaló que la saliva del perro sólo está pensada para curar las heridas de perros y hay algunos organismos en la boca del perro que el cuerpo humano simplemente no puede tolerar.

Hay una serie de enfermedades que se pueden transmitir de perros a humanos, y una de las más comunes de estos son problemas gastrointestinales causadas por parásitos, bacterias o virus como la salmonella o el E. Coli – esto debido a que los perros en ocasiones lamen o comen heces fecales.

Los perros no son el único animal que puede hacerte enfermar- es importante tener cuidado alrededor de los gatos también. Y, mientras que los gatos no pueden comer heces, aún pueden tenerlo en sus garras los que se convierte en un problema si te llegan a rasguñar.

Una enfermedad que se propaga particularmente a los seres humanos a través de sus amigos felinos es la enfermedad del arañazo de gato. Aunque es rara, un nuevo informe del Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de E.U.A. descubrió que el número de casos de enfermedad por arañazo de gato parece ir en aumento, con incidencias más altas en los estados del sur de Estados Unidos y en los hogares con niños entre las edades de 5 y 9. La enfermedad es una infección bacteriana que se transmite ya se porque el gato a lame una herida abierta o por medio de un nuevo arañazo o mordedura de gato.

La enfermedad del arañazo de gato se transmite a los gatos por medio de pulgas infectadas y, de acuerdo con los CDC, la mejor manera de prevenirla es dándole a tu mascota tratamiento antipulgas regularmente y tratar de mantenerlo en el interior en vez de fuera. Lavarse las manos después de jugar con tu gato también puede ser útil.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente