¿Por qué no protestan los colombianos?

115

La lógica indicaría que si uno no protesta es porque las cosas están muy bien. Hay hechos que son buenos para unos pero pueden ser muy malos para los otros; esto es muy común en los resultados económicos, en donde siempre a una escasa minoría le va de forma excelente, mientras millones de personas carecen de capacidad para satisfacer sus necesidades básicas. Esto es lo que podemos deducir de la última encuesta Gallup realizada el pasado mes de abril, que nos deja como conclusión que el 75% de los encuestados piensa que en Colombia las cosas están empeorando, mientras que para un 15% le están mejorando; en consecuencia, la gestión del presidente es desaprobada por el 69% de los colombianos, mientras que solo un 26% se la aprueban. Aquí cabe una pregunta: ¿A qué se debe el pesimismo de los colombianos y la desaprobación tan fuerte de la gestión del presidente Juan Manuel Santos? En la misma encuesta encontramos la respuesta: A los colombianos del común nos va como a los perros en misa: a las patadas.

El 79% de los colombianos dicen que la economía empeora, lo cual es coincidente con lo que perciben sobre el empleo, cuando el 79% dice que el desempleo empeora; así mismo, sigue empeorando: para el 87%, el costo de vida; para el 71%, la lucha contra la pobreza; para el 84%, la cobertura y calidad de la salud; para el 65%, la asistencia a la vejez; y para el 64%, la asistencia a la niñez. Pero como si fuera poco, hay otros aspectos que impactan la vida de la sociedad, los cuales también empeoran: para el 82%, el medio ambiente; para el 84%, la inseguridad, y el 92% considera que la corrupción sigue de mal en peor. Ahí encontramos las muchas razones que tienen los colombianos para rechazar las políticas del gobierno de Santos, a quien se denunció que además prepara de forma clandestina una Resolución del Ministerio de Salud para aumentar y extender las cuotas de copago a una serie de servicios o tecnologías que estén por fuera del Plan de Beneficios, los cuales tendrían que pagarse con base en los ingresos del núcleo familiar.

Ante este panorama tan oscuro de los colombianos, surge la otra pregunta: ¿Por qué los colombianos no se movilizan masivamente exigiendo mejores condiciones de vida? Las respuesta son muchas, pero hay dos más relevantes: La primera es la forma en la que los grandes medios de comunicación marcan la agenda del país, con el objetivo de manipular los hechos, minimizando o estigmatizando a la izquierda democrática o “invisibilizándola”, como en los debates que “desenmascaran” la corrupción que carcome a los partidos gobernantes del último siglo; y la segunda es la complicidad de la oposición de derecha, que comparten con Santos los mismos métodos de corrupción y el modelo económico neoliberal que ha concentrado el capital, la producción y los bienes y servicios en pocas manos y que ha “despatrimonializado” al país a través de privatizaciones, concesiones y entrega a algunos potentados y multinacionales de gran parte de ese capital acumulado por la sociedad. ¡La solución está en la unificación de todos los descontentos y los indignados, y en la búsqueda de medios de comunicación alternativos!

Por: JOSÉ ARLEX ARIAS ARIAS
Comunicador Social – Periodista

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente