¿Por qué tengo tantos gases? Guía para evitarlos

253

MujerCuando el gas se acumula distiende el abdomen, causa molestias, incluso puede llegar a provocar un dolor punzante, y debe ser expulsado a través de embarazosos eructos o flatulencias. Tal como explica la health coach, Rocío Río de la Loza, las causas más habituales de la inflamación estomacal y la acumulación de gas intestinal son:

  • Una dieta baja en fibra.
  • Alguna intolerancia alimentaria como la intolerancia a la lactosa.
  • Masticar chicle y comer demasiado rápido porque hace que la persona trague burbujas de aire.
  • Tomar bebidas carbonatadas.
  • Condiciones inflamatorias que afectan específicamente al tracto gastrointestinal como el Síndrome de Intestino Irritable y la enfermedad de Chron.

La experta explica que la fibra dietética tiene una función prebiótica; es decir, que alimenta y modifica de manera positiva el comportamiento de la microflora intestinal benéfica. Lo cual se ha demostrado que tiene una relación directa con la regulación del apetito, el sueño, el estado de ánimo y hasta el control del peso corporal. Alimentos ricos en fibra incluyen los granos completos tales como la avena, el arroz y el trigo, y sus productos derivados como el pan integral, así como nueces, semillas, frutas y verduras.

Para evitar los molestos gases lo más importante, según explica Rocío Río de la Loza, es que prestes atención a lo que comes y a los síntomas que presenta tu cuerpo para identificar los detonadores. Ya que algunos alimentos pueden ser digeridos sin problemas por ciertas personas mientras que para otras los mismos alimentos pueden generar indigestión y grandes contrariedades.

Además, existe la posibilidad de que no sea el alimento en sí lo que te ocasione gases sino la combinación de los mismos. Algunas dietas proponen que la proteína animal y los carbohidratos complejos no deben comerse al mismo tiempo y que la fruta debe tomarse por separado siempre. Aunque no existen bases científicas para sustentarlo muchas mujeres se han beneficiado de este tipo de planes alimenticios. Por ello llevar un diario que te permita observar tus alimentos, hábitos y síntomas es muy útil. Recuerda que cada persona es diferente.

Detonadores de gases

  • Brócoli, coliflor y coles de Bruselas.
  • Judías, lentejas, garbanzos y guisantes.
  • Productos lácteos.
  • Sorbitol, xilitol y manitol.
  • Chile.
  • Café.
  • Curry.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Alimentos fritos o con alto contenido de grasa.

A la hora de aliviar las molestias ocasionadas por los gases, la health coach aconseja tener en cuenta estos remedios sencillos:

  • Infusión de hinojo, manzanilla, menta, hierbabuena o jengibre.
  • Un cuarto de cucharadita de bicarbonato de sodio disuelto en agua con el jugo de un limón.
  • Una cucharada de vinagre de manzana disuellto en un vasito de agua.
  • Probióticos, ya sea en alimentos naturales o en suplementos.