Tal y como lo había anunciado en reiteradas ocasiones el Alcalde electo, William Dau Chamat, cumplió la cita con la multitud que lo esperaba en la vía perimetral para su tan esperada posesión como nuevo alcalde de la ciudad de Cartagena.

Con su conocido lema “Si se pudo” la multitud se hizo escuchar en toda la ciudad, dándole esperanzas de lo que será “la nueva Cartagena” pero siendo enfático en su discurso prometió que trabajara incansable mente por erradicar la corrupción y la pobreza que reina en la ciudad.

Sus principales agradecimientos fueron dirigidos a la población joven de Cartagena ya que fueron pieza fundamental en su candidatura, “esta ha sido una elección histórica en Cartagena, en Colombia, en el mundo, porque la generación actual de jóvenes fue capaz de venir al bate, de portarse a la altura de su ciudad. Gracias a los jóvenes que tanto me apoyaron, gracias a la juventud soy alcalde. Ellos propagaron el mensaje, convencieron a sus padres, madres, abuelos para que votaran por William Dau”, dijo.

Dau Chamatt recordó el inicio de su movimiento que lleva por nombre “Salvemos a Cartagena” el cual lo impulsó a ser candidato a la alcaldía de Cartagena, resaltando que, “por mi votaron todos los estratos, porque comenzaron a creer en mí, porque después de haber pedido la esperanza, se presentó el alcalde y renació la esperanza. Salvemos a Cartagena es un movimiento por Cartagena para acabar con la corrupción y la pobreza absoluta”.

El nuevo mandatario aclaró que conformó un “gabinete de lujo”, profesionales y personas de “pueblo” a quienes eligió por sus estudios y por lo que pueden aportar a la ciudad y que además tienen la primera oportunidad para trabajar en lo público.

“Estoy conformando mi gabinete de la manera más honesta posible. Sin recomendados, sin amiguismos, a través de una firma cazatalentos y con unas rigurosas entrevistas hechas por mí mismo en las que miramos los mejores profesionales para que trabajen por la ciudad” puntualizó.

William Dau finalizó su discurso no sin antes agradecer el gran respaldo que tuvo en las elecciones del pasado 27 de octubre, ratificando que todas las personas que votaron por él estaban cansadas de la corrupción y la politiquería, y que “decidieron romper las cadenas para Salvar a Cartagena”.