Desde la antigüedad el hombre ha buscado distintas maneras de preservar los alimentos. Esto ha tenido un gran papel en el desarrollo de las culturas. Ya que de esta manera era que lograban acaparar grandes cantidades de comida sin que esta se descompusiera o no fuera comestible.

Buscaban preservar los alimentos para poder resistir temporadas fuertes donde encontrar la comida era muy difícil, como por ejemplo los inviernos. Una época del año donde no se podía cultivar y los animales eran muy difíciles de encontrar.

Dentro de las técnicas de preservación de alimentos que encontramos se encuentran:

  • La deshidratación por el sol o la sal.
  •  Salmueras.
  • Preservación con aceites
  • Espacios con temperatura reducida.
  • Pasteurización.
  • Congelación.
  •  Envasado al vacío.

Todos estos métodos lo que buscan es evitar o reducir el desarrollo de bacterias en los alimentos. Ya sea inhabilitándolas con temperatura, reduciendo el oxigeno para que no se permita el desarrollo anaerobio de estas.

Hoy nos vamos a centrar en el proceso de empacado a el vacío, donde El Muelle en Cartagena de indias. Nos va a mostrar como se lleva acabo el proceso de empacado a el vacío. Empacaremos una cazuela de mariscos. Pueden ver el proceso en el video de esta publicación.

«El envasado al vacío es un sistema de conservación de los alimentos, basado en la eliminación del aire en su totalidad, con lo que se consigue una atmósfera libre de oxígeno que aumenta la vida útil de los alimentos. Esto quiere decir que para la seguridad de los alimentos, este sistema previene la proliferación de microorganismos aerobios, es decir, los que precisan oxígeno para crecer y multiplicarse (Salmonella, Escherichia coli, Campylobacte,), Es importante prevenir el crecimiento y multiplicación de Clostridium botulinum en los alimentos envasados al vacío» nos contó su chef ejecutivo Miguel Angel Ramirez Londoño.