El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte atacó de nuevo a los obispos católicos al afirmar que éstos “son inútiles” e invitó a los ciudadanos de su país a matarlos. Según el mandatario “esos bastardos no sirven para nada, lo único que hacen es criticar”, argumentó en un discurso que entregó en Manila. Así mismo, dijo que la Iglesia católica es la institución “más hipócrita del mundo”, pues “el 90% de sus sacerdotes son gais”.

Ante el hecho, el portavoz de La Conferencia de Obispos Católicos de Filipinas, Jerome Seciliano, declaró que la institución se rehúsa a responder comentarios de Duterte ya que “no quieren añadir más leña al fuego, cualquier comentario solo exageraría el asunto”.

El conflicto que existe entre Duterte y la Iglesia católica se remonta a febrero de 2017. En ese momento el mandatario promovía una guerra contra las drogas en la cual se sacrificaron 7.042 vidas, según informes oficiales de la policía local, convirtiéndola en una cruzada sangrienta.

La Conferencia de Obispos criticó estos actos hostiles tildando la situación del país como un “reino del terror”, a lo que el presidente respondió calificando a los obispos de “hijos de puta”.

Durante el presente año Duterte ha hecho declaraciones en contra de la Iglesia, en un país donde el 85% de la población profesa el catolicismo. En junio tildó de “estúpido” a Dios y se burló de algunos dogmas del catolicismo como el pecado original. Semanas después, inició un diálogo con la jerarquía católica del país y acordaron una “moratoria” en el cruce de acusaciones, una tregua que el presidente ha roto de nuevo. En el mes de noviembre Duterte insultó de nuevo a obispos y sacerdotes católicos al declarar a los filipinos que no deberían ir a la iglesia para “pagar a idiotas”.

Salvador Panelo, portavoz oficial de la presidencia filipina, defendió a Duterte argumentando que sus palabras no hay que entenderlas como algo literal, por el contrario, él empleó la “hipérbole” para lograr un “efecto más dramático” en sus comentarios.

Crédito: Agencia RedMedios