​La mega obra, llamada ‘El Viaducto de La Paz’, de 5,4 kilómetros y $650.000 millones en inversiones, conecta a Barranquilla y Cartagena, al tiempo que reduce los tiempos de recorrido en un 50% y protege uno de los cuerpos de agua más grandes del país.

l Presidente Juan Manuel Santos inauguró el viaducto más extenso de Colombia, ubicado sobre la Ciénaga de La Virgen, que conectará de manera eficiente a Barranquilla y Cartagena, y que se constituye en una de las obras más emblemáticas de la Cuarta Generación de nuevas autopistas.

Se trata de la tercera obra de su tipo más extensa de América Latina, la cual hace parte del proyecto Cartagena-Barranquilla y Circunvalar de la Prosperidad, a cargo del consorcio son Mario Huertas Cotes, MECO, Colpatria y Castro Tcherassi, concesionada por la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

“Esta obra es algo que nos debe llenar de orgullo a todos los colombianos. E entregó meses antes de lo previsto y costó lo que dijeron que iba a costar y eso muestra seriedad, buena estructuración que las cosas se pueden hacer bien y con más rapidez y eficiencia”, dijo el Jefe del Estado.

“Dejamos todo para que le próximo Gobierno siga inaugurando obras y la hoja de ruta bien definida, hasta el 2035”, expresó.

Gracias al apoyo del Congreso y las leyes aprobadas las que permitieron emprender estas obras y felicito a todos los que tuvieron que ver con la construcción de este viaducto. Colombia tiene la mejor capacidad para hacer esta y muchas obras más y no tenemos nada que envidiarle a Suiza y Alemania”, precisó.

También se refirió a detractores de su programa de construcción de nuevas autopistas y dijo que este tipo de obras no se ven en otros países.

“Esta es una obra ejemplo en cualquier parte del mundo. Hemos venido viendo como han ensamblado esta obra. Es el estado el arte en materia de construcción”, precisó.

La Cuarta Generación de nuevas autopistas es el programa de construcción de infraestructura más ambicioso en la historia del país y el más grande para cualquier país emergente.

El llamado ‘Viaducto de la Paz’, en cuya construcción no se vació a la Ciénaga de La Virgen ni una gota de cemento, operará con dos carriles en sentido Cartagena – Barranquilla, los dos carriles de la calzada existente pasaran a operar en sentido Barranquilla – Cartagena y la calzada de servicio para el ingreso a la zona residencial y hotelera se habilita en doble sentido, permitiendo mantener la movilidad del sector, sin interferir con el ingreso al centro de la ciudad.

El Viaducto también ayudará a preservar la zona de manglares y minimizar la ocupación en la Ciénaga, por lo cual el Concesionario implementó un novedoso método constructivo denominado Top Down que priorizó el componente ambiental y respetando la naturaleza, al evitar la necesidad de dragado y la construcción de vías de acceso temporales.

Los elementos estructurales pilotes, cabezales y vigas están hechos en prefabricados de hormigón y fueron instalados utilizando un equipo especial de montaje llamado Viga Lanzadora diseñado para este tipo de construcción, el cual no requiere acceso desde el suelo y se desplaza sobre el Viaducto.

Para la construcción se utilizaron dos Vigas Lanzadoras o estructuras de lanzamiento que los construyeron simultáneamente, las cuales estaban especialmente diseñadas para hincar los pilotes prefabricados completar el posicionamiento de los cabezales prefabricados y luego lanzar y colocar las vigas prefabricadas en un tiempo récord.

Estas estructuras se localizaron en cada uno de los costados para construirlo simultáneamente, alcanzando una tasa de producción mensual de cinco tramos de 37 metros en promedio.