¿Puede un robot sexual ayudar a salvar un matrimonio en problemas? Para la profesora Marina Adshade, de la Escuela de Economía de Vancouver, en la Universidad de Columbia Británica (Canadá), estas máquinas con forma humana podrían ser un aporte significativo para mejorar las relaciones monógamas, al restar parte de las exigencias mutuas que en la sociedad actual suelen estar presentes en las parejas, informa The Vancouver Sun.

Adshade publicó recientemente el libro ‘Sexo robótico: implicaciones sociales y éticas’ (‘Robot Sex: Social and Ethical Implications’, en inglés), en el que desarrolla en detalle este tema.

“Encontrar a alguien que sea un buen padre o madre para tus hijos y, al mismo tiempo, “que satisfaga tus necesidades sexuales, no es una tarea nada fácil”, sostiene Adshade. Y agrega que el liberar a la pareja de exigencias eróticas “permite enfocarse en la otra parte” de la relación.

Sin embargo, la autora no cree que esos compañeros sexuales cinéticos puedan jamás reemplazar al cónyuge por completo, sino que serán un complemento de las relaciones románticas entre los seres humanos e, incluso, ayudarán a promover la aceptación de formas menos tradicionales de matrimonio.

“En la sociedad contemporánea, la gente quiere poder determinar el carácter de su propio matrominio”, concluye la autora, y agrega: “Creo que definitivamente los robots sexuales contribuirán a este fenómeno”.