La Procuraduría General de la Nación citó a juicio disciplinario al exgobernador de Córdoba, Alejandro José Lyons Muskus, y su secretario de Desarrollo de la Salud, Edwin de Jesús Preciado Loruy, por presuntas irregularidades en servicios terapéuticos a población con Síndrome de Down.

El ministerio público acusa a Lyons de no haber ejercido su deber de vigilancia y control sobre los actos de su secretario de Salud, “lo cual permitió que la IPS Girasoles incrementar injustificadamente su patrimonio y beneficiarse de pagos a los que no tenía derecho”. Además, sostiene que Lyons actuó en contravía con sus deberes por lo que su falta es calificada de gravísima.

Lyons ya había sido condenado por la Corte Suprema de Justicia a cinco años por el delito de concierto para delinquir agravado debido al desfalco de regalías en el departamento. El exgobernador aceptó el 20 de febrero pasado un preacuerdo con la Fiscalía en donde se comprometió a decir la verdad y a devolver 4 mil millones de pesos para reparar a las víctimas.

Por otro lado, la Procuraduría destaca que al exsecretario de Salud del departamento de Córdoba, Edwin de Jesús Preciado Loruy, se le formularon cargos por autorizar pagos a las Instituciones Prestadoras de Salud por neurorehabilitación sin que los tratamientos se hubieran realizado.

Además el exfuncionario presuntamente habría autorizado “el pago de un precio unitario diferente por cada sesión, el cual varió dependiendo el número de terapias que se prestaron, y en algunos casos, canceló un valor mayor”.

El ente de control encontró que entre el 20 de enero y el 31 de diciembre de 2015 el exsecretario de salud omitió verificar si la Institución Prestadora de Salud (IPS) del departamento de Córdoba estaba ofreciendo el paquete integral de terapias de neurodesarrollo/neurorehabilitación por lo que no cumplió con las funciones de su cargo.

Crédito: Agencia RedMedios