Prohiben cocinar langostas vivas dentro de agua hirviendo en Suiza

356
Langosta

Suiza prohíbe cocinar langostas vivas en agua hirviendo (pero la alternativa podría ser igual de mala)

En algunos restaurantes  del mundo es una práctica común que las langostas se cocinen vivas en agua hirviendo para que conserven su sabor tan original. Algunos argumentan que el animal no sufre, aunque muchas veces se agite e intenta escapar, y ante esta duda, en Suiza se prohibe esta dramatica escena.

La determinación parte de una revisión más amplia de las leyes de protección animal y se ejecutará a partir del 1 de marzo. El gobierno prohibe sumergir las langostas vivas en agua hirviendo y  solo aceptará aturdirlas con una descarga eléctrica o con la destrucción mecánica de su cerebro antes de meterla en la olla.

Las langostas cuentan con 100.000 células nerviosas y los seres humanos con 100.000 millones, lo que implicaría que sentirán menos dolor, pero para los defensores de los derechos de los animales y algunos científicos ; es un sistema nervioso suficientemente sofisticado para sentir dolor.