Prohíben en España a un ‘youtuber’ publicar vídeos

El youtuber Kanghua R, conocido como ReSet, fue condenado a dejar de usar YouTube por humillar en un video a una persona que vivía en la calle.

235

El fundador del canal ReSet en YouTube, Kanghua R. de 21 años, fue condenado en Barcelona a pagar una indemnización de 20.000 euros y a abstenerse de usar YouTube durante cinco años.

Según la Fiscalía de delitos de odio, el joven, nacido en China pero criado en España, dio a un mendigo rumano galletas rellenas con dentífrico, grabó sus vómitos en vídeo y obtuvo de este material ganancias por unos 2.000 euros, informa El País.

Además, se reveló que en otros vídeos, ReSet también mostraba «comportamientos crueles». Por ejemplo, daba sándwiches con excrementos de gato a ancianos y niños en un parque.

La titular del juzgado de lo penal número nueve de Barcelona ha impuesto al joven una pena de cárcel de 15 meses —que no cumplirá porque no tiene antecedentes— por el delito contra la integridad moral. Además, el canal ReSet deberá ser cerrado.

Con su canal que sumaba 1,1 millones de suscriptores, Kanghua figuraba en la lista de los 200 ‘youtubers’ más importantes de España e Iberoamérica, según los Mossos d’Esquadra.

En su defensa, Kanghua explicó que hace cosas «para dar show» y señaló que «a la gente le gusta el morbo».