Desde que comenzó su construcción, el proyecto hidroeléctrico Ituango ha sido un generador de empleo en Antioquia. En la actualidad, cuando se avanza en la atención de la contingencia, con especial cuidado en la mitigación de los riesgos para las comunidades ubicadas aguas abajo de la presa, la protección del ambiente y la recuperación de la obra, la futura central superó de nuevo los 6.000 empleos.

En el momento de la contingencia, el sábado 28 de abril de 2018, la hidroeléctrica contaba con cerca de 11.000 empleados. Hoy, esta cifra asciende a 6.059 empleos directos.

Del total de trabajadores, 1.029 corresponde a mano de obra no calificada (17), 892 a mano de obra calificada (15%) y 4.138 a mano de obra semicalificada (68). Por género, en el proyecto laboran 954 mujeres (16%) y 5.105 hombres (84%).

El número de empleos directos ha venido aumentando paulatinamente semana a semana, gracias a la intensidad en los trabajos de recuperación en el complejo de cavernas, túneles y galería de la casa de máquinas, que tienen por objeto la reducción de los riesgos para las poblaciones.

Las 6.059 personas pertenecen al Consorcio constructor CCCI, a la interventoría Ingetec-Sedic, a la Asesoría Integral S.A. y a EPM. De estos, 1.752 (29%) son habitantes de los 12 municipios del área de influencia: Briceño, Buriticá, Ituango, Liborina, Peque, Olaya, Sabanalarga, San Andrés de Cuerquia, Santa Fe de Antioquia, Toledo, Valdivia y Yarumal; 2.816 (46,4%) son de Medellín y otros municipios de Antioquia, 1.478 (24,3) de otros departamentos de Colombia y 13 (0,3) son extranjeros.

El proyecto hidroeléctrico Ituango se ubica en el cañón del río Cauca, en el noroccidente de Antioquia. Las obras principales, entre ellas la presa, el vertedero y la casa de máquinas, están entre los municipios de Briceño e Ituango; el embalse en predios de los municipios de Peque, Sabanalarga, Buriticá, Liborina, Olaya y Santa Fe de Antioquia y las vías de acceso en los municipios de San Andrés de Cuerquia, Toledo, Valdivia y Yarumal.

La futura Central Ituango generará el 17% de la energía que el país necesita para seguir creciendo y aportará al bienestar y calidad de vida de 6,5 millones de hogares colombianos que usarán su energía.

Adicionalmente, su producción representará una reducción de emisiones del orden de 4,4 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año, (94% de la meta del sector eléctrico a 2030), con un aporte importante al cumplimiento de las metas de Colombia en los compromisos del COP21.