La Unidad de Búsqueda de Personas dadas por Desaparecidas (UBPD), en cabeza de su directora, Luz Marina Monzón, puso a consideración del pleno del Consejo Asesor la participación permanente de los pueblos indígenas y las comunidades afrodescendientes como invitados de este órgano consultivo. Esta propuesta, que recibió respuesta positiva, se presentó en cumplimiento del proceso de consulta previa realizada a los pueblos y comunidades indígenas.

Lee: Consejo Asesor: quiénes son y cómo fueron elegidos sus representantes

El Consejo Asesor, durante la sesión de instalación oficial, realizada el pasado 12 de junio, acogió la propuesta y de manera unánime tomó la decisión para que los pueblos indígenas y las comunidades afrodescendientes que buscan a sus seres queridos desaparecidos sean invitados permanentes a este órgano consultivo.

La directora de la UBPD explicó que aunque en el decreto ley 589 de 2017, que organiza este mecanismo, no se contemplan puestos para pueblos indígenas y afrodescendientes, el Consejo Asesor así lo decidió en su primera sesión.

“Me parece muy valioso, en términos de construcción de paz, incluir y tener enfoques diferenciales que nos permitan hacer esta tarea desde distintas perspectivas”, aseguró Luz Marina Monzón, durante el conversatorio La experiencia de las víctimas y las instituciones, una estrategia para la búsqueda humanitaria.

El proceso de delegación de sus representantes -precisó la directora de la UBPD- será definido de manera autónoma por los pueblos indígenas y afrodescendientes.

La propuesta de la Dirección de la UBPD al Consejo Asesor surgió en cumplimiento del Protocolo de Relacionamiento y Coordinación entre la UBPD y los Pueblos Indígenas de Colombia, en el cual se establece que la UBPD promoverá la inclusión en el reglamento interno del Consejo Asesor, la participación de un invitado indígena permanente, representante de los pueblos indígenas, el cual será delegado por los representantes indígenas de la Comisión de Derechos Humanos de los Pueblos Indígena. Este protocolo fue concertado en enero de 2019, en el marco de la consulta previa.