El asesinato del capitán de corbeta Rafael Acosta Arévalo conmocionó al país y a toda la comunidad internacional, que esperan conocer los resultados de su autopsia, para saber las causas reales de su muerte.

A través de la red social Twitter, el periodista Eligio Rojas compartió un fragmento de la autopsia realizada a Acosta Arévalo, donde se explica que la causa de la muerte fue un “edema cerebral severo debido a insuficiencia respiratoria aguda debido a tromboembolismo pulmonar debido a rabdomiólisis por politraumatismo generalizado”.

Según MedlinePlus, la rabdomiólisis es la “descomposición del tejido muscular que provoca la liberación de los contenidos de las fibras musculares en la sangre”.

Asimismo, esas sustancias que son altamente dañinas para órganos como el riñón, “habrían provocado un coágulo en el pulmón de Acosta Arévalo, que acabó derivando en un paro respiratorio y posterior edema cerebral”.

A esa y a otras condiciones extremas es a las que pudo haber estado sometido Acosta Arévalo durante el tiempo que estuvo detenido en la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim).

El régimen se ha pronunciado, pero con distintas aseveraciones, entre las que se destaca a Tarek William Saab, Diosdado Cabello y Néstor Reverol. En el caso de Saab, pidió una investigación al Ministerio Público por lo ocurrido, pero no habló de tortura.

En tal sentido, surge la incertidumbre por saber cuál será el resultado de la autopsia de Acosta Arévalo y si el régimen de Nicolás Maduro será capaz de admitir que fue sometido a torturas que le causaron la muerte.