El Texas Holdem No Limit es la variante más popular del Poker hoy día, nace en Texas en la ciudad de Robstown a principios del siglo XX y fue popularizada mundialmente por el magnate Benny Binion después de hacerse dueño de la World Series Of Poker (WSOP). Tuvo su primera edición en 1970 y hasta la fecha continúa siendo el evento más grande de Poker a nivel mundial. En 2019 se celebró la edición 50 de este festival, recaudando para el evento principal una suma de $80.548.600 USD y coronando así al primer lugar con un premio de 10.000.000 USD.

La comunidad del Poker ha venido mostrando un crecimiento exponencial gracias a grandes hechos que marcaron la historia de esta disciplina. Inicialmente el Texas Holdem solo se jugaba en partidas caseras y algunos casinos, el uso de software para jugar online es indiscutiblemente el factor más influyente en este crecimiento.

En 2003 el Poker tuvo un Boom de popularidad debido a que el ganador de la WSOP de ese mismo año fue un jugador aficionado de 28 años de edad, quien consiguió ganar una suma de 2.5 Millones de dólares en el evento principal, logrando su clasificación con solo 39 dólares a través de una plataforma de juegos online, esta hazaña se ha convertido en el sueño de millones de jugadores quienes compiten día a día para hacerse un nombre en el salón de la fama de esta comunidad.

La vida de un profesional de los niveles más altos de esta disciplina está llena de retos y un gran esfuerzo físico y mental, una jornada laboral podría variar entre 4 y 10 horas en los casos más comunes. En ocasiones jugadores de torneos logran una maratónica jornada que puede superar las 15 horas de juego continuo con solo descansos de 5 minutos luego de cada hora de juego. El tiempo empleado depende de la modalidad, las metas diarias de cada jugador y el nivel de juego en que se encuentren, generalmente lo jugadores de los niveles más altos emplean la mayor parte del tiempo estudiando su propio juego y tienen cortas jornadas de juego, mientras que los jugadores de los niveles más bajos emplean más tiempo en las mesas.

Una visión real a los ingresos de un Pro.

La habilidad de un jugador de cash se ve reflejada por cuantas Big Blinds es capaz de ganar cada 100 manos. En las mesas de velocidad normal un jugador en promedio logra 100 manos cada hora de juego.

Para tener una idea clara tomemos de ejemplo a un jugador que juega regularmente en NL200, donde las ciegas son 1 USD – 2 USD. Este jugador tiene un ratio de ganancias de 4 Big Blinds cada 100 manos y juega en 5 mesas al tiempo durante 6 horas diarias 6 días a la semana. En total este jugador estaría haciendo unas 60.000 manos al mes, lo que se traduce en 2.400 USD de ganancias.

Así como en otras disciplinas los profesionales del Poker cumplen con estrictas rutinas que van desde un calentamiento antes de jugar hasta un enfriamiento posterior al juego, esto se debe a las largas jornadas y el esfuerzo mental que supone tomar decisiones correctas en un juego de información incompleta donde toda la información extraída se basa en supuestos y cada mano tiene un coste de confrontación diferente.

En 2010 la Asociación Internacional de Deportes Mentales (IMSA) reconoció al Poker como un deporte mental, situándolo a la altura de otros juegos como el ajedrez, este es sin duda un gran paso para que esta hermosa disciplina pueda hacerse un lugar en los Juegos Mundiales de Deportes Mentales y así obtener el merecido reconocimiento y apoyo gubernamental necesario, ya que supone una alternativa de fuentes ingresos para cualquier persona del mundo con acceso a internet y un simple computador.

Por: Daniel Garcia Esquivia.