La fisiatría es una especialidad de la medicina que se ocupa de recuperar y rehabilitar al paciente de algún tipo de discapacidad o dolencia ocasionada por lesiones o enfermedades que pueden ser neurológicas, cardiovasculares o físicas. Estas pueden ser contraídas desde el nacimiento o en el transcurso de la vida.

La fisiatría es considerada como una de las especialidades más importantes dentro de la medicina ya que es la que define el tipo de tratamiento que se debe seguir cuando existe dolor por alguna condición particular.

Según el Doctor Juan Pablo Forero, médico fisiatra, Director de Fisiatría de Clínicas Colsanitas, “El dolor se deriva de una condición que puede afectar cualquier parte del cuerpo, en cualquier momento y en distintos niveles de intensidad. Buscar un tratamiento para el manejo del dolor puede resultar una tarea compleja, especialmente para pacientes que reportan algún tipo de dolor agudo, es ahí cuando entra a operar un fisiatra”. A continuación, cuatro aspectos interesantes sobre la fisiatría.

¿Quiénes se pueden beneficiar?

La fisiatría, al ser una especialidad que trata el dolor y la rehabilitación, independientemente del diagnóstico médico, beneficia a todos los tipos de pacientes sin importar edad o género. Cada una de las consultas debería ser remitida a un fisiatra para formular el tratamiento más eficiente para contrarrestar el dolor, o en el caso más adverso, una rehabilitación.

¿Qué tipo de dolores trata un fisiatra?

Desde el punto de vista de la clasificación del dolor, pueden existir dos tipos:

  • Nociceptivo u osteomuscular que se genera por malos movimientos o causados por posturas incorrectas.
  • Neuropático o neurológico que se manifiesta a causa de alteraciones o daños en el sistema nervioso. Este síntoma está directamente relacionado con los procesos emocionales y sicológicos por los cuales atraviesa el paciente.

¿Cuáles son los dolores más frecuentes?

Según el doctor Forero los dolores que más padecen los pacientes son el de cabeza, de espalda, de cuello y los dolores generales tanto en los miembros superiores como en los inferiores.

¿Qué tipo de mecanismos se usa para controlar el dolor?

El paciente debe tener presente que cada dolor es particular y cada diagnóstico tiene un tratamiento diferente que debe ser autorizado por el médico especialista. Dependiendo el caso y el tipo de dolor, se puede tratar con medicamentos, terapias, educación en rehabilitación o dispositivos ortésicos.