Cientos de ovejas y decenas de cabras han cortado el tráfico en las principales calles de Madrid este 20 de abril con motivo de la celebración de la Fiesta de la Trashumancia. Los animales caminan por las vías de la ciudad para cumplir una tradición que se remonta al siglo XV.

Los rebaños de 1.800 ovejas y 100 cabras pasan por la calle Mayor, Puerta del Sol y plaza de la Cibeles donde se celebra el acto de pago de 50 maravedís por cada millar de ovejas y cabras, según lo estipulado en la Concordia de 1418.

En el siglo XV, los Hombres Buenos de la Mesta de los Pastores y los Procuradores del Concejo de la Villa de Madrid firmaron la Concordia para que los rebaños mesteños pasaran y descansaran cuatro días en sus prados.

Los rebaños empiezan su recorrido en León, hacen una parada en Madrid y continúan hacia las cañadas de Extremadura para pasar allí el invierno.