¿Qué pasa con el sudor en el embarazo?

261

En cada etapa del embarazo se presentan múltiples cambios en el cuerpo de la mujer, entre los que se encuentran:

  • Aumento de peso,
  • Incremento de la sudoración,
  • Sensibilidad en el olfato,
  • Aumento de la temperatura y del olor corporal,
  • Mayor predisposición a la pigmentación en ciertas zonas como son el cuello, abdomen, ingle y las axilas…

Todos estos factores, asociados a la mayor susceptibilidad y sensibilidad que presentan durante el embarazo, pueden hacer que las mujeres durante este periodo se sientan un poco incómodas con su sudoración.

Para evitar estos inconvenientes de sudoración excesiva, la marca líder en desodorantes Rexona® recomienda:

  • Bañarse varias veces al día y aplicar jabón suave en las axilas. Pero si el sudor tiene mal olor, se debe usar jabón antibacterial en estas zonas y un desodorante antibacterial.
  • Mantener el vello corto en las axilas, secarlas muy bien después del baño y cuando estén sudando.
  • Usar ropa ligera, idealmente de materiales naturales como el algodón.
  • Evitar alimentos como el ajo, la cebolla y el curry.
  • Consumir mucha agua durante el día.
  • Evitar subir mucho de peso, por que entre más peso gane más sudoración se presentará.

Dentro de los tratamientos para la sudoración durante el embarazo, está prohibida la auto formulación de medicamentos y de otros procedimientos para contralar la transpiración, así que la mejor forma de controlar la sudoración -durante este periodo- es con el uso diario de desodorantes o antitranspirantes que se encuentran en el mercado.  Hay personas que se preocupan porque estos productos contienen sales de aluminio y puedan perjudicar en alguna medida al bebé, sin embargo, no hay estudios clínicos actuales que demuestren que las sustancias activas de estos productos penetren y afecten el bebé o se excreten por la leche.  De hecho, el aluminio es uno de los elementos más comunes en la superficie de la tierra por lo que estamos en contacto casi a diario con él, además de encontrarse en una gran cantidad de alimentos que consumimos a diario, por lo tanto, la exposición del material solo en la zona de las axilas es mínima.

Siempre es preferible usar un antitranspirante que no irrite las axilas, que no contenga preservantes ni parabenos, como los de la gama de Rexona MotionSense®.  Si además se presenta durante estos meses un aumento o mayor sensibilidad con algunos olores, se recomienda que se use durante este tiempo uno de los Antitranspirantes de Rexona® sin perfume.

El embarazo es un periodo mágico donde se está generando vida, por lo cual es importante que las mamás se sientan tranquilas durante este tiempo para que pueda disfrutar al máximo cada etapa del mismo, es por esto queRexona® está presente, evitando que se presenten malos olores y sudoración excesiva, mejorando el proceso y manteniendo a las mujeres frescas y sin preocupaciones.  Si se presentan más dudas al respecto, no dude el consultar con un Ginecólogo o Dermatólogo de confianza.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente