¿Qué pasa en tu piel cuando ‘exprimes’ un grano’?

116

CaraLos barros, espinillas y rojez en la piel son todos signos de acné. Pensar que esta problemática solo afecta a los adolescentes es algo común pero erróneo, cuando en realidad el 10% de todos las personas lo padecerá en su vida adulta. Exprimir los granos puede parecer tentador a cualquier edad, pero, ¿qué es lo que sucede exactamente en tu piel?

Existen tres factores de riesgo para el acné: la sobreproducción de aceite, un desprendimiento irregular de las células muertas de la piel y la acumulación de bacteria. La piel está recubierta por poros – pequeñas aberturas en la superficie – que permiten que el sudor, las partículas de los folículos pilosos y el sebo pasen a través de estos. Un poro tapado resulta en una grano, espinilla, punto negro, nódulo y quiste, dependiendo la severidad de la condición.

Inicialmente, las hormonas son las culpables de los problemas en la piel, pero esto disminuye conforme las hormonas se estabilizan en la etapa de adulto joven. Para aquellos que tienen malos genes, la batalla contra el acné probablemente continuará después de la adolescencia. Y para muchos, un simple jabón de cara no ayuda. Se requiere de una solución a largo plazo.

Exprimir los granos para intentar minimizar su apariencia puede parecer una buena idea al momento, pero probablemente el efecto sea lo opuesto a lo que pensabas. La espinilla contiene sebo y bacterias debajo de la superficie de la piel, así que al ser pellizcado, puede irritarse y aumentar el riesgo de infecciones.

El exceso de sebo, las células de la piel muertas y la bacteria son forzadas a un lugar más profundo del folículo inadvertidamente, bajo la superficie de la piel, lo que puede causar que la pared se rompa y produzca una infección. Así que aunque puedes obtener una satisfacción inicial al ver salir a la ‘cabeza blanca’, hay mucho más debajo que no consiguió salir y se quedará atrapada bajo la superficie.

Por otro lado, si logras resistir la urgencia de exprimir el grano, cerca de una semana después, los contenidos blancos se asentaran bajo la piel o saldrán espontáneamente cuando sea el momento. No obstante, los granos más grandes, como los quistes, pueden requerir de ayuda profesional para ser removidos sin problema. Esto puede involucrar una inyección para reducir la inflamación y reducir el riesgo de infecciones y cicatrices.

Si es irritado y exprimido, un grano puede dejar cicatrices permanentes en la piel mucho tiempo después de haber desaparecido naturalmente. La realidad es que los tratamientos funcionan distinto para cada tipo de piel, por lo que lo más recomendable es acudir al dermatólogo para recibir un tratamiento personalizado.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente