A pesar de no haber jugado ningún partido oficial con el Real Madrid, Edwing Congo, el primer colombiano en ganar una Liga de Campeones, nunca olvidará la fantástica campaña del verano de 2001.

En un partido que parecía resuelto para los madrileños quienes adelantaron en el marcador, un incesante Bayern Leverkusen encontraría el empate para poner a temblar, en ese entonces, lo que sería el octavo título de Champions del club español.

El partido, que se jugó en Escocia y que influyó en la forma de hacer apuestas en todos los deportes hoy por las emociones que dejó, ha pasado a la historia como uno de los mejores en anotaciones en una final. Un desborde por izquierda de Roberto Carlos y un centro mordido al área rival, terminó por encontrar los pies de un inspirado Zinedine Zidane que selló la remontada y victoria merengue con un golazo de media tijera. Un balón al ángulo del francés que la afición madrilista no olvidará, ni tampoco Edwing Congo, que fue parte del equipo esa temporada.

Su fichage con el club

Su llegada a un club de gran prestigió era algo que él mismo no se lo esperaba. Canterano del histórico Once Caldas, Edwing Congo no tuvo que esperar mucho para que el Real Madrid pusiera los ojos en él. A pesar del interés de otras ligas en tenerlo, como la mexicana —torneo donde muchos colombianos han escrito sus nombres—, decidió ir por su sueño.

Su fichaje no solo fue una sorpresa para Colombia y el fútbol mundial, para él mismo la situación le impresionó pero sabía que era una oportunidad que no podía dejar pasar.

«Yo siempre tuve el sueño de jugar en un club grande de Europa, pero nunca creí que la oportunidad llegaría tan rápido. Nadie me quitará lo vivido», contó el exfutbolista en entrevista para la televisión española un par de años atrás donde además recordó la experiencia de jugar junto a sus ídolos: Ronaldo, Zidane, Raúl, Beckam y Figo.»Compartí camerino con los mejores del planeta, mis ídolos. La historia dice que yo jugué en uno de los mejores equipos del mundo».

Para que el Madrid se fijara en los pies de Edwing Congo, tuvieron que pasar una serie de sucesos determinantes en su carrera. La más recordada, su gol frente a Argentina en la Copa América 1999 que terminó con la goleada de Colombia por tres goles. Actuación brillante de Congo que tristemente se vio opacada por los recordados tres penales que erró Martín Palermo, nueve histórico de la albiceleste. Suceso que ocupó todos los diarios del mundo al siguiente día.

Pero ¿qué se sabe hoy del primer colombiano en ganar una Liga de Campeones con el Real Madrid?  Después de anunciar su retiro del fútbol profesional, Congo decidió dejar Colombia para mudarse a España. Ahí abrió su restaurante de comida caribeña en la que actualmente administra. Además, también decidió probar suerte en la odontología, otra de sus profesiones por la que estuvo a punto de dejar el fútbol.

El año pasado Congo empezó a trabajar como scout y representante de futbolistas en el Racing Murcia, club de tercera división de España. En la actualidad comparte sus experiencias y opiniones como panelista en «El Chiringuito de Jugones», reconocido programa de deportes.