Quién es quién en la cúpula del ELN

303

Desde el acuerdo de paz alcanzado este año entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el gobierno de Colombia, el grupo terrorista Ejército de Liberación Nacional (ELN) se convirtió en el principal foco de terror en el país, luego de ser por más de medio siglo la segunda organización subversiva, detrás de las FARC.

Pese a su tibia iniciativa por sentarse a dialogar con el Ejecutivo, el ELN no ha dejado atrás las hostilidades contra el Ejército colombiano.

Los principales líderes de la organización reclamaron un acuerdo “diferente” al pactado con las FARC, y se comprometieron a formar parte de las mesas de negociación.

Sin embargo, hasta el momento todo eso quedó en simples palabras.

Nicolás Rodríguez Bautista, alias “Gabino”, es el principal líder del ELN, y miembro de su Comando Central (Coce). Nacido en 1950, se convirtió en combatiente guerrillero con apenas 14 años.

El liderazgo del grupo insurgente lo asumió en 1998, tras la muerte de Manuel Pérez Martínez, alias “El Cura Pérez”.

El presidente Juan Manuel Santos, reciente ganador del Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos por llevar la paz a Colombia después de más de medio siglo tras el acuerdo alcanzado con las FARC, condicionó las negociaciones con el ELN al exigir la liberación del ex congresista Odín Sánchez, secuestrado el pasado 3 de abril.

“Gabino”, quien asumió el rol de vocero frente al proceso de paz, en noviembre pasado pidió al Gobierno que indulte a dos guerrilleros para liberar a Sánchez.

Uno de los guerrilleros que le sigue en la estructura jerárquica es Israel Ramírez Pineda, alias “Pablo Beltrán”, quien se desempeñó como subversivo urbano hasta la década del 80, cuando pasó a formar parte del ELN.

El insurgente fue designado como jefe negociador con el gobierno colombiano. Entre uno de sus principales reclamos al presidente Santos, fue que sea incluido en las conversaciones el ex presidente Álvaro Uribe, férreo opositor a los proceso de paz impulsados por el jefe de Estado.

“Este es un conflicto entre colombianos, él es un ex presidente, marcha una posición política muy distinta a la nuestra, pero por el hecho de ser adversario no puede ser excluido. La paz se hace entre adversarios”, indicó en una de sus últimas apariciones públicas.

Eliécer Herlinto Chamorro Acosta, alias “Antonio García”, también forma parte de la cúpula guerrillera, al ser el segundo al mando de la organización. Se unió al ELN con 20 años, y rápidamente fue ascendiendo en la escala jerárquica, hasta que en 1980 consiguió ser parte del Comando Central. Desde entonces, es considerado uno de los jefes más radicales del grupo subversivo.

Está actualmente condenado por la justicia colombiana por hechos como la masacre de Machuca, ocurrida el 18 de Octubre de 1998 y del secuestro del vuelo 9463 de Avianca, llevado a cabo el 12 de abril de 1990.

Este año fue designado a formar parte del equipo negociador con el gobierno de Santos. Tarea que ya cumplió en el pasado, cuando fue uno de los integrantes de la comisión del ELN que negoció con el Ejecutivo de Andrés Pastrana (1998-2002) los diálogos que se llevaron a cabo en Alemania. Esas negociaciones posteriormente no prosperaron.

Rafael Sierra Granados, alias “Ramiro Vargas”, también conforma la estructura jerárquica de la segunda guerrilla en importancia de Colombia. El líder insurgente también está condenado por la masacre de Machuca, en la que 84 personas murieron y otras 30 resultaron heridas.

En aquel entonces, un grupo de insurgentes detonó una carga explosiva en el Oleoducto Central de Colombia (oleoducto Cusiana-Coveñas).

Al igual que las FARC, el ELN está acusado de promover el narcotráfico en Colombia. En ese rubro, una de las principales figuras de la organización es Gustavo Aníbal Giraldo Quinchía, alias “Pablito”, quien es señalado por las autoridades de manejar el negocio de la droga en la frontera con Venezuela.

Asimismo, está al mando del frente más sanguinario de la guerrilla.

En 2015 pasó a formar parte de la principal estructura jerárquica al asumir como nuevo integrante del Comando Central.

Mientras los principales líderes del ELN continúan esbozando su intención de llegar a un acuerdo para terminar con el enfrentamiento armado, en la práctica aún no han mostrado esa voluntad.

Por eso, la delegación del gobierno de Santos que negocia con la guerrilla anunció a principios de diciembre que las conversaciones “para concretar de manera definitiva la fecha de instalación de la mesa pública” de negociación entre ambas partes se retomarán el 10 de enero de 2017.