Quintana recupera el mando en los Lagos

402

Triunfo del colombiano, al ataque a 7 kilómetros de la cima.

El colombiano Nairo Quintana ha dado un recital en la ascensión a los Lagos de Covadonga para ganar la décima etapa de la Vuelta a España y acceder de nuevo al liderato. Chris Froome, que se quedó cortado al comienzo de la subida, se recuperó y fue capaz de terminar tercero en la meta, superando a Alberto Contador, que fue valiente, pero terminó rezagado, incapaz de seguir hasta el final el ritmo del colombiano, con quien saltó a siete kilómetros de la cima, dándolo todo antes de tiempo.

El campeón de Pinto terminó octavo en la mítica montaña asturiana y su retraso en la general es ahora de 2:54 minutos. Froome queda tercero, a 58 segundos del nuevo líder y gran hombre a batir. El de Nairobi “sigue siendo el gran favorito”, según Quintana, que necesitaría “tres minutos de ventaja” para no temer por su triunfo en la contrarreloj de la 19ª etapa.

La subida realizada por Chris Froome también ha sido sensacional, pues entró en crisis en la primera parte de la subida, rezagado y cortado por el impulso de los compañeros de Quintana, muy especialmente Rubén Fernández. Al ver que el británico se quedaba, Fernández aumentó la velocidad del grupo y, cuando Froome pedaleaba con unos 20 segundos de retraso, Alberto Contador atacó en las rampas de La Huesera, la zona de mayor dureza de la montaña asturiana.

Quintana se fue con él y ambos empezaron a superar a hombres de la escapada, a excepción de un impresionante Omar Fraile, que duró hasta el final con los mejores y su recompensa fue vestir el maillot de la montaña, con el que terminó la Vuelta del año pasado.

Pero Quintana supo que Froome, fiel a su estilo, iba recuperando tiempo y realizando, una vez quemados sus compañeros David López, König y Kennaugh, una extraordinaria subida. Fue entonces cuando el líder del Movistar apretó aún más los dientes y dejó atrás a Contador para irse a buscar a Robert GesinK, el resistente de la escapada que buscaba la victoria de etapa, pero acabó en la segunda plaza con Froome ya a su rueda.

El afrobritánico del Sky había continuado con su recuperación y adelantó a un Contador que sufrió al límite, alcanzó a Alejandro Valverde y el murciano se agarró como pudo a la rueda del británico. Gracias a esco continúa, por un segundo, delante de él en la clasificación general.

La etapa comenzó a toda velocidad en Lugones y, tras numerosos intentos de fuga abortados por los hombres del líder, David de la Cruz (Etixx-Quick Step), se consolidó una escapada pasados los primeros 65 kilómetros a un promedio de 45 kilómetros por hora. En ese periodo se produjeron tres caídas masivas. En la segunda abandonaron Kevin Reza (FDJ), Markel Irizar (Trek-Segafredo) y Bartosz Huzarski (Bora-Argon18).

La fuga de 16: Ben Hermans (BMC), Victor Campenaerts y Robert Gesink (LottoNL-Jumbo), Dmitriy Gruzdev (Astana), Tobias Ludvigsson (Giant-Alpecin), Fabio Felline (Trek-Segafredo), Jan Bakelandts (Ag2r), Egor Sillin (Katusha), Louis Vervaeke (Lotto Soudal), Joe Dombrowski, Moreno Moser y Pierre Rolland (Cannondale), Omar Fraile (Dimension Data), Vegard Laengen (IAM Cycling), Luis Ángel Maté (Cofidis) y José Gonçalves (Caja Rural-RGA).


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente