¿Realmente se te antojan alimentos que tu cuerpo necesita?

260

ComidaLa ansiedad por comer es un deseo intenso por consumir una comida en particular que es muy difícil de resistir. Es distinto al hambre, ya que consumir cualquier alimento no la satisface.

Los antojos son comunes

Un estudio en más de 1,000 personas reveló que el 97% de las mujeres y el 68% de los hombres experimentaban estos antojos. El ansía por comer ciertos alimentos suele ocurrir por las tardes, con un promedio de dos a cuatro episodios de antojos por semana.

Por años se ha pensado que los antojos se debían a un esfuerzo del cuerpo para corregir deficiencias nutricionales y restricciones alimentarias. Bajo ésta teoría, un antojo por un corte de carne podría indicar que tu cuerpo necesita proteínas o hierro. Querer comer chocolate indicaría una deficiencia de feniletilamina – químico asociado con el amor romántico que se encuentra en grandes cantidades en el derivado del cacao.

En ciertas situaciones las deficiencias nutricionales están ligadas a ciertas situaciones. La pica es un comportamiento inusual donde a las personas se les antoja comer cosas que no son alimentos como el hielo, la arcilla o almidón crudo. En ocasiones se ha encontrado una relación entre la pica y ciertas deficiencias de micronutrientes, como el zinc.

Sin embargo, en general, no existe evidencia real que ligue nuestra ansiedad por comer general con deficiencias nutricionales. Esto es lo que sí sabemos hasta ahora:

Primero que nada, se ha notado que durante las dietas de pérdida de peso, los antojos se reducen, en lugar de aumentar como muchos esperarían.

En un estudio, un grupo de personas con obesidad fueron restringidos a comer una dieta muy baja en calorías durante un periodo de 12 semanas. Sólo se les permitió comer carne, pescado o pollo y todos los otros alimentos prohibidos.

Sus ansias por alimentos con bajo contenido de grasa, ricos en proteínas y con carbohidratos complejos disminuyeron notablemente en la dieta. No se reportaron alzas en los antojos por los alimentos prohibidos.

La restricción de ciertos alimentos también parecen disminuir los antojos en vez de aumentarlo.Otro estudio descubrió que restringir los carbohidratos resultaba en un decremento de ansiedad por comer y que la restricción de grasas disminuyó los antojos por alimentos altos en grasas.

Sí la teoría de la deficiencia nutricional fuera cierta, no consigue explicar porque algunos alimentos que son más ricos en nutrientes suelen antojarse menos que otros. Por ejemplo, el salami y el queso cheddar tienen niveles de feniletilamina mucho más altos que el chocolate, sin embargo no suelen ser alimentos tan populares.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente