Una jornada de limpieza en el surandino lago Titicaca, ubicado a 3.812 metros sobre el nivel del mar, permitió hoy recoger más de 100 toneladas de residuos sólidos como parte de una campaña de protección del medio ambiente.

Más de 1.500 voluntarios participaron en la limpieza, que permitió recoger bolsas de plástico, botellas descartables, neumáticos, cartones y vidrios cerca de la laguna de oxidación de aguas residuales de la ciudad peruana de Puno.

La jornada fue organizada por trabajadores del Proyecto Especial Binacional Lago Titicaca (PEBLT) con el apoyo de jóvenes del Voluntariado Ambiental CLIP Latinoamérica.

El responsable del Proyecto Especial Binacional Lago Titicaca, Adán Quisocala, lamentó, en declaraciones a la agencia estatal Andina, que existan personas que siguen arrojando desmonte cerca de la bahía del lago y pidió a los municipios que generen proyectos que permitan recoger los residuos sólidos.

El lago de más de 8.300 kilómetros de extensión está en el territorio de Perú y Bolivia, y es un importante destino turístico por sus islas flotantes y restos arqueológicos preincaicos.