El sector inmobiliario es otra de las fracciones de la economía en Colombia que se ha visto afectada por el Covid-19, ya que, durante el período de aislamiento decretado por el Gobierno Nacional, se suspendió el total de sus operaciones. Sin embargo, aunque el pasado 25 de abril se dio apertura bajo estrictos protocolos de bioseguridad, son múltiples las iniciativas que se estudian a diario para contrarrestar la emergencia y seguir reactivando paulatinamente al sector.

  • En el 2019, se recaudaron 13.000 millones en la venta de inmuebles por medio de subastas online.
  • Según la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico, Colombia alcanzará los 26.073 millones de dólares en ventas por Internet que lo posicionarán entre los cinco países con mayores ingresos online en Latinoamérica.
  • El próximo 24, 25 y 26 de junio más de 90 inmuebles ubicados en CARTAGENA, Atlántico, Córdoba, Sucre, Antioquia, Santander, Meta serán subastados por Internet con el fin de reactivar paulatinamente el sector inmobiliario el cual representa del 5 al 8 % del PIB nacional.

“El cese de actividades de construcción, así como, la pérdida de poder adquisitivo de los ciudadanos ha representado una disminución constante en la venta y arriendo de bienes inmuebles en el país. Una de las oportunidades importantes de esta época, para propietarios e inversionistas, es adquirir bienes a buen precio. Bienes que ya las empresas no estan utilizando. Por ejemplo gracias al teletrabajo muchas empresas han reducido el tamaño de sus oficinas” nos comento el gerente de la inmobiliaria el sol Juan David Ramirez.

De acuerdo al último estudio realizado por la Cámara de la Propiedad Raíz, las ventas de vivienda nueva de estratos medio- alto e inmuebles comerciales tardarán en recuperarse debido a que los consumidores se inclinarán por bienes usados y económicos que contrarresten la devaluación del peso.

Una de estas alternativas son las subastas virtuales, una novedosa modalidad que permite recuperar hasta el 90% del valor del bien mediante la puja de ofertas entre participantes. Los inmuebles son de origen lícito y provienen de entidades certificadas a nivel nacional e internacional como Argos, Banco de Occidente, Sainc, Uniceo, GYJ Constructores, Promigas, Inversiones Milenio, Bancoomeva, Cemex, entre otros.

La plataforma funciona a través de un software que no requiere intervención humana donde los interesados pueden ver en tiempo real quiénes son los ofertantes y el valor inicial de cada subasta. Así pues, apartamentos, casas, locales comerciales y terrenos rurales serán puestos a disposición de los usuarios – con una oferta inicial de subasta desde los $12.000.000 millones de pesos

Según la plataforma superbit, el objetivo de esta iniciativa es recuperar el sector inmobiliario en Colombia a través de la inserción de métodos de compra fáciles, seguros y accesibles para todo tipo de público.