Una barca de más de 3.000 años de antigüedad fue recuperada del fondo del Lago Constanza, informó hoy la Oficina Estatal para la Conservación de Momumentos de Lindau, en el sur de Alemania.

El pecio, de casi siete metros de longitud, pasará a formar parte ahora de la Colección Estatal de Arqueología de Múnich que continuará estudiando el formidable hallazgo, cuyos análisis iniciales en laboratorio determinaron su antigüedad en 3.150 años.

“Esta canoa es el bote más antiguo que jamás se ha descubierto en el Lago Constanza”, señaló Dorothee Ott, de la Oficina para la Conservación de Momumentos de Lindau.

Según ha trascendido, un submarinista halló el bote que proviene de la Edad de Bronce en 2015 a unos 170 metros de distancia de la orilla del lago, que está rodeado por Alemania, Austria y Suiza.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente