Red Bull cuestiona la legalidad del Ferrari SF70H

66

Marko cree que el alerón delantero y el suelo flexan a altas velocidades
Vettel relativiza las acusaciones y las atribuye a la competitividad de su coche

Sebastian Vettel se toma con filosofía las dudas que Red Bull ha vertido sobre la legalidad del Ferrari SF70H, el monoplaza del alemán para esta temporada de Fórmula 1.

El piloto alemán cree que el escepticismo es comprensible porque cuenta con uno de los mejores coches de la parrilla, y eso le deja más expuesto a las críticas de quienes no están delante.

En Bahréin, la marca de bebidas energéticas ha remarcado que varios elementos del Ferrari flexan a alta velocidad. Las sospechas se concentran en el suelo y el alerón delantero.

La ironía es que estos mismos elementos fueron motivo de controversia en los Red Bull que Sebastian Vettel pilotó hasta el Campeonato entre 2010 y 2013.

“Hay fotografías muy incriminatorias donde no sólo el suelo, sino que también otras partes muestran una gran flexibilidad.. Veremos cómo reacciona la FIA”, ha dicho Marko en declaraciones al rotativo austríaco Kleine Zeitung.

Vettel se muestra sorprendido ante las palabras de su antigua escudería, pero no les da más importancia.

“Es la primera vez que oigo hablar de eso. Pienso que cuando estás delante siempre habrá algo que no guste a la gente, así que es un cumplido”, relativiza.