La Ley 746 del 2002 tiene por objeto regular la tenencia de ejemplares caninos en las zonas urbanas, rurales, vías públicas, en lugares abiertos al público, y transporte público en que sea permitida su estancia, todos los ejemplares caninos deberán ser sujetos por su correspondiente traílla o correa y deberá portar además su bozal y permiso.

Para realizar el Registro de Perros Potencialmente Peligrosos debe acercase a las Alcaldías Locales (la que corresponda a su barrio) y seguir estos pasos :

Elaborar una carta dirigida al Alcalde Local especifique:

  • Nombre del ejemplar canino
  • Identificación y lugar de ubicación de su propietario, (dirección y teléfono donde reside).
  • Una descripción que contemple las características o los genes del ejemplar que hagan posible su identificación.

Adjunte los siguientes documentos:

  • 2 fotos del propietario tamaño 3 X 4
  • 2 fotos del canino tamaño 3 X 4
  • Fotocopia de la Cédula de Ciudadanía
  • Fotocopia del Carné de vacunas
  • Póliza de responsabilidad civil extracontractual

Tenga en Cuenta:

  • La dependencia encargada de realizar este trámite es Área de Gestión Policiva Jurídica de cada Alcaldía Local.
  • Este servicio es gratuito.
  • El carne que certifique su permiso se entrega en 5 ( cinco ) días hábiles.
  • El certificado de sanidad se obtiene ante un veterinario profesional, se solicita una cita ante la veterinaria para hacerle la valoración respectiva presentado el carné de vacunas y así obtendrá este certificado.
  • Dado su alto nivel de peligrosidad, se prohíbe la importación de ejemplares caninos de las razas Staffordshire terrier, American  Staffordshire terrier, Pitbull Terrier, American Pitbull terrier, o de caninos producto de cruces o híbridos de estas razas, Doberman, Dogo Argentino, Dogo de Burdeos, Fila Brasileiro, Mastín Napolitano, de presa canario, Rottweiler, tosa  Japonés.
  • Los menores de edad no podrán ser  tenedores de los ejemplares ya mencionados  anteriormente en las vías públicas, lugares abiertos al público y en las zonas comunes de edificios o conjuntos residenciales.
  • Esta restricción recae frente a personas que se encuentren en estado de embriaguez, bajo el influjo de sustancias psicoactivas, o presente limitaciones físicas.
  • En  caso de incumplimiento, las autoridades de policía delegadas procederán al decomiso del ejemplar, y se impondrán como sanción a su propietario  por parte de las autoridades municipales delegadas, multa de cinco (5) salarios mínimos diarios legales vigentes, y el incidente se anotará en el respectivo registro del animal. El animal se depositará en las perreras que los municipios determinen.
  • Su propietario contará con un plazo máximo de diez (10) días contados  a partir de la fecha de decomiso para retirarlo provisto del preceptivo bozal y traílla, una vez cancelada la multa impuesta. Los gastos que genere la estancia del animal en las perreras, irán a cargo del propietario. Si el propietario no retira en el plazo establecido, se declarará al animal en estado de abandono y se podrá proceder a su sacrificio eutanásico.
  • Para proceder al registro del animal, su propietario debe aportar póliza de responsabilidad civil extracontractual suscrita por su propietario, la que cubrirá la indemnización de los perjuicios patrimoniales que dichos ejemplares ocasionen a personas, cosas o demás animales.
  • El registro de vacunas del ejemplar al día.
  • El certificado de sanidad vigente. Es obligatorio renovar el registro anualmente, para lo cual se deberán presentar los documentos especificados anteriormente.
  • En este registro se anotarán también las multas o sanciones que tengan lugar, y los incidentes de ataque en que se involucre el animal.
  • Una vez registrado el ejemplar, el Alcalde Local expedirá el respectivo permiso para poseer esta clase de perros.
  • Quien posee animales pertenecientes a esta categoría contará con un plazo de seis (6) meses a partir de la entrada en vigencia de la presente ley para proceder al registro del ejemplar en el censo de perros potencialmente peligrosos de su respectiva Alcaldía Local.

Esto pasa si no lo registra

Si usted es sorprendido en la calle con su perro y no muestra a las autoridades el permiso de la Umata, deberá pagar 786.898 pesos que el Código de Policía establece como multa tipo 4 en su artículo 134.

Si de lo contrario usted ya expidió el permiso pero no lo lleva consigo al momento de la inspección, también podrá enseñarlo a la Policía a través del correo electrónico en su celular.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente