Relación abierta…¿qué tan sana es?

290

¿Cómo calificarías la siguiente relación? María y Pedro se llevan bien, se ama y se procuran. Uno de ellos, tiene relaciones sexuales con otra persona y su pareja lo sabe. A pesar de esto siguen felices como pareja y no tienen problemas.

Si consideras que esta situación como una infidelidad, te equivocas.  A este tipo de arreglo se le conoce como relación abierta y no existe el engaño.

Este tipo de relación es aquella en donde se establecen acuerdos. No dejan de ser pareja, se procuran se aman pero, a diferencia de las parejas convencionales,  ambos se permiten conocer a otras personas, tener otras prácticas sexuales.

Para que funcione, las personas deben ser seguras de sí mismas, con un criterio y no ser dependientes del otro, afirma María Eugenia Vázquez, psicóloga y terapeuta sexual.

Las ventajas

Ambas partes gozan de mayor libertad en la relación. Los celos y apegos están fuera de lugar.

La pareja es capaz de comunicar sus deseos y fantasías sexuales, que no siendo necesariamente, exclusivas para su pareja.

La pareja disfruta estar junta por deseo y no por obligación.

Las desventajas

Si se llega a un punto donde no hay una conexión, puede haber choque de ideas.

En una relación abierta no existen los reclamos, celos o reproches. Al aceptar una relación abierta, se deja abierta la posibilidad a poder explorar con otras personas sin tener que dar explicaciones.

Se deben respetar las reglas del sexo seguro, ya que en un encuentro sexual sin protección, estás jugándote tu vida y la de tu pareja.

Si la persona tiene autoestima baja la relación puede convertirse en un problema serio.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente