Renault Mégane RS 2018: ¡Filtrada su zaga al completo!

202

A la sombra de la última unidad del actual Renault Mégane RS que salió de la línea de producción de Palencia, la firma de origen francés comenzó a trabajar en su sucesor. El resultado es un Renault Mégane RS que tendrá 300 caballos de potencia y por primera vez un sistema de tracción integral, emulando así los ingredientes de su principal rival, el Ford Focus RS. ¡Y ahora ya conocemos su zaga!

Los compactos de alto rendimiento cada vez son más efectivos y la competencia de los distintos fabricantes exige ofrecer grandes argumentos. Ante los Mercedes-Benz A 45 AMG, Audi RS3, Ford Focus RS o Volkswagen Golf GTI Clubsport S, Renault Sport prepara un modelo que incluirá por primera vez un sistema de tracción total con el objetivo de aprovechar al máxima la potencia de un modelo que según los distintos informes superará con creces al Renault Mégane RS 275 Cup-S, versión que con sus 275 caballos hacía de tope de gama.

¿Y qué sabemos de este nuevo Mégane RS? Hace no mucho fue ‘cazada’ una mula de pruebas del Renault Mégane GT presentado el pasado otoño en Frankfurt, aunque distintas fuentes señalan que en realidad se trataba de la cuarta generación del Mégane RS. Si hacemos caso a estas informaciones nos encontramos ante un modelo que cambia su esencia ya que será diseñado a partir de una carrocería de cinco puertas y no como hasta ahora del coupé de tres puertas.

A partir de esta carrocería de cinco puertas, confirmada en cada filtración, el Renault Mégane RS de cuarta generación no renuncia a su esencia y contará con pasos de rueda ensanchados, un kit aerodinámico más radical y que se dibuja en torno a la nueva línea del diseño del Renault Mégane 2016. Lo que ya es seguro es que contará con su tradicional doble salida de escape en una zaga de cintura ancha con un notable difusor. También quedan desveladas las formas de sus ópticas traseras y del spoiler del techo.

Más allá de esta imagen de Ferd, el Renault Mégane RS podría presentar un frontal más agresivo que adopta a la perfección los grupos ópticos y también la firma lumínica diurna con la forma de bandera de cuadros que ya se vio en el Renault Clio RS. Si que parece que su aerodinámica no trasmite la agresividad de otros modelos, detalle que sin embargo no le resta brillantez gracias a su carrocería ‘Liquid Yellow’, sus llantas de gran tamaño y su difusor sobredimensionado.

A nivel mecánico es donde parece haber mayores certezas. El nuevo Renault Mégane RS dará un paso adelante en potencia gracias a su motor de 2.0 litros y cuatro cilindros con tecnología de turbocompresor. Este propulsor, que es el mismo que equipa la tercera generación del modelo, pasaría de los 275 caballos de fuerza hasta los 300 caballos con el objetivo de estar a la altura del Ford Focus RS, modelo que de alguna manera es el némesis americano y espejo del compacto ardiente de Renault Sport.

Este propulsor queda asociado a una transmisión de doble embrague EDC de seis velocidades con activación por levas en el volante, quedando en duda si existirá versión con caja de cambios manual para los más puristas, versión que en el Renault Clio RS no existe y que empieza a estar muy en duda en este Mégane RS. Sea como fuere, la gran clave de este nuevo Renault Mégane RS pasa por la incorporación de la tracción total que ya se ha podido ver en el Talisman Sport Tourer y que le confiere una agilidad mayor.

Parece que la firma dará el paso definitivo en este aspecto y también incorporará la tecnología de cuatro ruedas directrices vista ya en el Mégane GT y en el Talismán. Queda la duda de si esta tecnología venrá de la mano de un modo de conducción ‘drift mode’, elemento que se ha puesto de moda en los compactos más prestacionales. Sin embargo, sí parece que la telemetría estará integrada en el sistema R-Link 2.0 con el objetivo de mejorar la experiencia de conducción del usuario.

Por último, cabe destacar que el mismo paso adelante que se esperan en su estética exterior también llegue al habitáculo habitáculo. De hecho y en este aspecto los render parecen ser fieles a lo que veremos en su presentación, cuenta con unos nuevos asientos deportivos firmados por Recaro con un apoyo lateral más notable, recubiertos por un tapizado de cuero/Alcantara en color negro con pespuntes en rojo. Un acabado que también llega a los paneles de las puertas y al salpicadero para hacer de su diseño final más ‘racing’. Este además presenta un formato más intuitivo y con menos controles.

Con esta imagen de su zaga, poco a poco los secretos del Renault Mégane RS van saliendo a la luz, siendo la fecha de su presentación quizá la incógnita mejor guardada. Con todo, cada vez gana más enteros la opción de ver el estreno del nuevo Mégane RS en el GP de Mónaco de Fórmula 1, prueba que se disputa entre los días 25 y 28 de mayo. De ahí, viajaría al Salón del Automóvil de Frankfurt para su estreno más ‘formal’.

Califica la noticia

Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente