Renault pone fecha límite: mejora de motor antes del parón de verano

Cyril Abiteboul confía plenamente en el concepto de unidad de potencia planteado
La ambición por atrapar a Mercedes y Ferrari sigue viva

Cyril Abiteboul es positivo de cara al futuro y realista en cuanto al presente. Renault no está en su mejor temporada y el nuevo concepto de unidad de potencia estrenado en 2017 les da más de un dolor de cabeza no deseado. Sí, Honda está en peor situación, pero la marca francesa ya ha tenido que retrasar la mejora del motor más allá de Canadá.

Desde Renault se destaca la voluntad de sacar lo antes posible la actualización. La fecha dada por Cyril Abiteboul, en declaraciones a la publicación británica Autosport, es finales de julio, justo antes del parón veraniego. Si puede ser, a la vez que los equipos decidan estrenar unidad de potencia.

“Queremos poner en pista la nueva evolución antes del parón veraniego. Queremos nivelar la sincronización con la integración de la propia unidad de potencia al chasis y queremos introducir esta mejora en la tercera unidad de potencia usada si es posible”, ha revelado el director deportivo de Renault.

No sólo se trata de introducir una mejora, también de cuadrar el proyecto. Actualmente la limitación de unidades de potencia hace que los equipos tengan que planear con bastante antelación la introducción de una mejora, pues eso significa ‘descorchar’ un motor nuevo. A su vez, si la mejora no funciona, es perjudicial para el equipo, pues se puede perder uno de los cuatro motores marcados por reglamento, algo que limita mucho los buenos resultados.

“Es algo en lo que aún trabajamos. Recientemente nos encontramos con algunas limitaciones, pero creemos que el concepto que hemos introducido este año es el concepto correcto. Hay innovación que aplicar, hay rendimiento que encontrar. Lo que necesitamos controlar es la fiabilidad”, ha continuado Abiteboul.

“Lo he dicho en muchas ocasiones. Sabemos que el sistema es algo frágil y tenemos que lidiar con ello. Existe fragilidad, tanto en pista como en el banco de pruebas. Y eso es lo más difícil, la fiabilidad. Es lo mismo para Honda. Los problemas afectan mucho a su desarrollo, también en la fábrica y nos pasa a nosotros también en estos momentos. Hay que solucionar estos problemas”, ha añadido.

Bakú es la cita marcada en rojo en el calendario, según Max Verstappen. Canadá era la cita inicial en la que montar la actualización del motor, pero por ahora hay intención de retrasarla. Desde Renault sólo pueden trabajar duro y asegurar las balas que tienen en el cargador.

“No estoy minimizando mi ambición de ser capaces de recortar la distancia con Mercedes y Ferrari. Esa ambición sigue ahí. No estamos a la par, pero sí hay un plan para ello. Las cosas son así. No puedes cambiarlo todo. Tenemos que asegurarnos que tenemos un buen coche y después, será cuestión de esperar a Bakú”, ha expresado para concluir Abiteboul.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente