Cargando...

Repsol ha realizado, junto a su socio Armstrong Energy, el mayor descubrimiento convencional de hidrocarburos logrado en los últimos 30 años en suelo de Estados Unidos, concretamente en Nanushuk, Alaska, tal y como ha confirmado en un hecho relevante remitido a la CNMV al cierre del mercado. Se estima que el yacimiento presenta una capacidad, aproximadamente, de 1.200 millones de barriles recuperables de crudo ligero. Se trata, asimismo, del mayor hallazgo de la compañía española desde el pozo del campo venezolano de la Perla, en octubre de 2009, la mayor instalación «offshore» en Iberoamérica.

La compañía presidida por Antonio Brufau explora la zona desde el año 2008. El descubrimiento, que recibe el nombre de Horseshoe, «se extiende en 32 kilómetros una formación descubierta en campañas de exploración previas, en la zona de Pikka», explica la firma en el comunicado. Desde 2011 la empresa ha realizado múltiples hallazgos en la zona de North Slope, de los cuales Horseshoe es el último exponente.

«Las distintas campañas en esta área, que se consideraba madura, pusieron de manifiesto un significativo nuevo potencial. Además, las infraestructuras existentes en Alaska permitirán que los recursos se desarrollen con mayor eficiencia», detalla la empresa, que explica que antes del descubrimiento llevó a cabo como operador 13 pozos de exploración y delineamiento en el área de North Slope, «que permitieron hallar diversos reservorios en la formación de Nanushuk».

Está previsto que la producción, que se espera que se sitúe en alrededor de 120.000 barriles diarios de crudo, se inicie a partir de 2021.

La firma detalla que el pozo Horseshoe-1, «perforado a una profundidad total de 1.828 metros», consta de una «columna neta de petróleo de más de 46 metros en distintos reservorios de la formación Nanushuk». Mientras tanto, en Horseshoe-1A, perforado a una profundidad total de 2.503 metros, se encontró una columna neta de petróleo de más de 30 metros.

La compañía cuenta con una participación del 25% en Horseshoe y del 49% en Pikka. «Está previsto que un porcentaje significativo de los recursos identificados se reclasifiquen como reservas probadas y probables una vez obtenidas las licencias administrativas del proyecto Nanushuk», recalca Repsol en el texto.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente